Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
22:30
h
URGENTE

Cincuenta familias poceñas pueden escriturar sus casas

Un acuerdo plenario da una solución a unas viviendas hipotecadas
Ver comentarios
  • Image

Todos contentos. Propietarios de las cincuenta viviendas de las calles Sevilla, Málaga y Córdoba de Pozo Alcón podrán escriturarse, una vez levantada la hipoteca que pesaba sobre los inmuebles. El pleno municipal votó a mano alzada y por unanimidad —es decir, con el apoyo del PSOE y de la oposición, formada por el PP y una edil no adscrita— un acuerdo en el que el Ayuntamiento se compromete a pagar a la Junta de Andalucía la deuda pendiente, que supera los 1,3 millones. En la operación se ponen bienes municipales como aval de la operación económica.

Se trataba de viviendas sociales estrenadas en 1985. Las familias abonaron durante los veinticinco años estipulados, es decir hasta 2010, sus mensualidades. Sin embargo, luego descubrieron que corporaciones municipales de esa época habían desviado para otros gastos el dinero de sus aportaciones. Esto suponía una abultada deuda con la Junta de Andalucía que impedía registrar los inmuebles a su nombre, a pesar de que había satisfecho “religiosamente” las cuotas correspondientes.

Los damnificados asistieron a la histórica sesión plenaria y no podía ocultar su satisfacción. En nombre de los afectados, José Francisco Monge, mostró a Diario JAÉN la alegría del colectivo y expresa el agradecimiento hacia el actual Gobierno y la oposición, así como todas las personas que, desde distintos rincones de España, los han apoyado.

En problema fue descubierto hace unos años cuando, una vez terminado el periodo de pago de cuotas estipulado, las familias comprobaron que pesaban cargas sobre las casas, lo que imposibilitaba escriturarlas. Pagar 25. En 2010 se termina de pagar. A lo largo de los últimos meses, los perjudicados promovieron múltiples movilizaciones, incluso en la reciente campaña para las elecciones andaluzas de hoy. Entre las medidas de presión, se promovió una recogida de firmas que, de acuerdo con los datos de los propietarios, consiguió alrededor de 2.5000 apoyos dentro y fuera del municipio de Pozo Alcón.

En el proceso incluso se optó por la vía judicial. Los componentes del grupo de afectados ganaron un juicio contra la Junta de Andalucía. La sentencia declaraba nulas las hipotecas que se formalizaron sin su conocimiento y las inscripciones registrales derivadas. La administración autonómica fue condenada a pagar las costas. Sin embargo, la resolución, dictada en Jaén, no es firme porque la Junta presentó un recurso. El conflicto se introdujo de lleno en el debate político regional, ya que el PP formuló una interpelación parlamentaria sobre el asunto de las viviendas al consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López. Ahora, tanto políticos como vecinos pueden respirar aliviados.

El alcalde dice que el acuerdo resulta posible por la salud financiera municipal
idcon=13614578;order=11

Iván Cruz considera que la solución alcanzada era “algo necesario”. “No podíamos mantener una situación injusta. Las viviendas ya están libres de cargas y el Ayuntamiento ha tenido que asumir su responsabilidad y compromiso”, manifiesta el político socialista. Destaca que el acuerdo con la Junta de Andalucía es posible dada la buena salud financiera de las arcas municipales. En este sentido, destaca el millón de euros resultante de la liquidación del ejercicio 2017, lo que permite generar remanentes con los que saldar los alrededor de 420.000 del capital pendientes.

En cuanto a los intereses, Cruz valora las facilidades dadas por la administración autonómica para el pago de cuotas anuales de 50.000 euros, asumibles para las posibilidades del Ayuntamiento, aunque la entrega de dinero tenga que prolongarse a lo largo de dos décadas. El responsable municipal poceña subraya que cuando él llegó a la Alcaldía en primavera de 2015 se encontró con un problema “heredado”. No obstante, pone de relieve los contactos y las gestiones múltiples con representantes de la Junta de Andalucía, incluido el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López, para que el asunto llegara a buen puerto y se lograra un arreglo satisfactorio para todos.