URGENTE

Calles llenas de vida y alegría

Primer día oficial de feria con la tradicional cabalgata y el concierto del grupo Morat
Ver comentarios
|
15/08/2019

Ahora sí. Se trata de uno de los momentos más esperados y señalados en el calendario de los habitantes de La Loma, la Feria y Fiestas en honor de la Virgen del Alcázar de Baeza es una cita imprescindible en el calendario estival. Tras varias jornadas de actividades de preferia, el primer día contó con momentos para pequeños y mayores. Los cohetes anunciaron, a eso de las ocho y media de la tarde, que Baeza daba por inaugurados sus días grandes. En esos instantes partía la cabalgata de gigantes y cabezudos desde la Estación de Autobuses de la ciudad. Junto a ellos, participaron en el desfile la Charanga Vivatia, Brasil Samba y Carnaval, Yera Teatro “Vive”, La Carpa “Meninas”, Moon, personajes infantiles, Dracon Metálica y la Banda de Música de Baeza, dirigida por Juan de Dios Robles, que dejaron divertidos momentos y caras de sorpresa e ilusión entre los más entre los más jóvenes.

Calles llenas de alegría y vida dejaron entrever todo lo que queda por llegar hasta el próximo domingo. Otro acto que congregó a varias generaciones de diversos lugares de la provincia fue el esperado concierto de la banda colombiana Morat, que actuó en la Antigua Estación de Autobuses de Baeza pasadas las diez de la noche. Juan Pablo Isaza, Juan Pablo Villamil y los hermanos Simón Vargas y Martín Vargas repasaron algunos de sus grandes éxitos, además de realizar un paseo por su último álbum, “Balas Perdidas”, ante un público volcado que entonó al unísono cada una de las canciones para demostrar la calidez del público baezano y las ganas de disfrutar de una feria única en la provincia. Asimismo, los que quisieron aprovecharon la noche previa al puente en la caseta municipal donde actuaron las Orquesta Moonlight y Arrayán.

Cuando el reloj rozó la medianoche, llegó otro momento muy especial, la serenata a la Virgen del Alcázar en la Iglesia de San Andrés. Una especie de calentamiento ante lo que está por venir esta noche a partir de las nueve. La Madre de todos los baezanos saldrá al encuentro de sus fieles y recorrerá las calles de una ciudad que se distingue por su belleza e historia, pero que brilla aún más cuando la Virgen del Alcázar bendice cada uno de los rincones de la Baeza de Machado. Un pueblo unido por su fe se echa a las calles con sus mejores galas para acompañar en procesión a su querida patrona, que a cambio deja momentos singulares cada 15 de agosto.

Sin embargo, no será la única cita que tengan los baezanos y visitantes en uno de los días grandes de las fiestas. A mediodía, pueden disfrutar en el Paseo de la Constitución de la feria de día que estará amenizada, a partir de las dos y media de la tarde, por el grupo Raíces Flamencas. Ya por la noche, además de las tradicionales atracciones, aquellos que quieran deleitarse con música y buen ambiente, tienen la oportunidad de pasar por la caseta municipal a partir de las once y bailar al son de la Orquesta Arrayán y la agrupación Bora. Eso sí, habrá que reservar algunas energías ya que las fiestas en Baeza se alargarán hasta el próximo domingo y cada una de las jornadas cuentas con múltiples actividades de las que disfrutar.

Reconocimiento a las víctimas del terrorismo ante la patrona
idcon=14090500;order=20

Fervor y devoción de los baezanos hacia su patrona, Nuestra Señora del Alcázar, en las diferentes tardes de novena, donde la Madre recibió las oraciones, plegarias y acciones de gracias de todos aquellos que cifran su mirada en la mejor de las nacidas. En la tarde del quinto día de novena, dedicada a los militares hijos de Baeza, la comunidad cristiana pidió el amparo y la protección de la Virgen del Alcázar para todos aquellos que, día a día, ponen su vida al servicio de la patria y sus ciudadanos. “Llenó hasta la beltrana” la parroquia de Santa María del Alcázar y San Andrés Apóstol, donde se presenció como un hijo ilustre de Baeza puso todo su ser en manos de la Reina de los campos y lomas.

Así, el teniente coronel Francisco Herrera Cruz, ofreció a la Virgen la Encomienda de la Real Orden del Reconocimiento Civil a las Víctimas del Terrorismo, como signo del amparo y maternal protección que la Madre ofrece a sus hijos. La santa misa fue presidida por José López Chica, canónico de las Catedrales de Baeza y Jaén, quien predicó en este año la novena en honor de la Virgen del Alcázar. Durante su homilía, López Chica destacó la figura de María como Alcázar y Fortaleza, como Reina de la Paz. Desde la antigua colegiata, mirando el arco de Santa Ana, donde quedan los escudos de los hijos que repoblaron la noble Baeza, instó a los baezanos con gran celo; mirad, ahí está vuestra historia, vuestras raíces, vuestra grandeza.