“Creemos que nuestra labor es muy necesaria. Al ser personas afectadas por una enfermedad

PREMIO labor humana

22 jul 2019 / 11:46 H.

Aunque se trata de una asociación joven, con año y medio de funcionamiento en Peal de Becerro, la Fundación Tugiana, dedicada a la lucha contra el cáncer y otras enfermedades graves, no deja de trabajar para colaborar en la investigación de estas. “Ya hemos donado algo más de 10.000 euros a la Cátedra de Investigación de Células Madre Cancerígenas de Granada, y también hemos ayudado a una persona con cáncer reincidente por tercera vez a que fuera a la Universidad de Navarra a que le revisaran los tratamientos”, apunta María del Carmen Mata, presidenta de la asociación. Desde el colectivo se trabajar ahora para recaudar dinero con el que ayudar a un niño de Cazorla con una dolencia congénita hereditaria, que necesita unos tratamientos muy costosos para andar. “Allí donde nos llaman vamos nosotros e intentamos ayudar en lo que podemos”, señala. La organización cuenta en la actualidad con alrededor de doscientos miembros, por lo que tratan de hacer cosas variadas para los socios de distintas edades. Con la venta de 735 calendarios y dos desfiles de modelos, desde la propia asociación destacan cómo la gente se vuelca con ellos en cada uno de los actos que organizan. “Ahora tenemos en proyecto donar al Hospital Materno-Infantil de Jaén un cochecito de los que llevan a los niños a los tratamientos y también hacer decoraciones para las habitaciones”, indica Mata. El premio Jiennenses del Año que reconoce la la trayectoria de la Asociación Tugiana fue conocido de forma casual por la presidenta. “Yo me puse a llorar, hubo mucha emoción por parte de todos. Creemos que nuestra labor es necesaria. Al ser personas afectadas por esta enfermedad lo vemos como una necesidad”, dice.

Desde “Tugiana” también se colabora en la organización de las Jornadas Íberas, una actividad en la que durante tres días reciben la visita de científicos del centro de investigación y ofrecen unas charlas en las que exponen los avances conseguidos en el cáncer. Además tiene lugar una carrera nocturna en tres modalidades (bicicleta, carrera y marcha). “En esta actividad necesitamos gente voluntaria, porque a las quinientas inscripciones que participan en la carrera se les entrega una bebida isotónica para recuperar fuerzas”, indica Mata. La presidenta de la asociación destaca que, aparte de voluntarios, “muchísima gente que colabora con donativos, personas que dan su nombre y otras que lo hacen de forma anónima”. Esta fundación con sede en Peal trabaja en sus próximas actividades programadas, siempre con la solidaridad y la ayuda como razones de ser.