Protección y apoyo al lince

El proyecto “Life+Iberlince” galardona la labor por el cuidado de la especie

06 jun 2018 / 08:51 H.

El proyecto “Life+Iberlince” galardonó a la ciudad por su contribución a la conservación del lince ibérico dentro del Parque Natural de la Sierra de Andújar. El alcalde de Andújar, Francisco Huertas, fue el encargado de recoger este premio en nombre de la población del municipio andujareño. Lo hizo durante la ceremonia de entrega que realizó la institución defensora de este felino en el teatro romano de la ciudad extremeña de Mérida.

Este premio de “Life+Iberlince” reconoce, cada año, el compromiso y el apoyo de colectivos, instituciones y personas individuales en el ámbito de la conservación de esta especie animal, tan característica de la sierra andujareña. Respecto al reconocimiento, el alcalde de Andújar subrayó: “El proyecto Iberlince premia a los vecinos de nuestra ciudad por su generosidad y contribución a la recuperación de una especie que se encuentra en peligro de extinción”.

Francisco Huertas señaló que la protección del lince ibérico se refleja también en el impulso de determinadas iniciativas municipales. Entre ellas, el nombramiento de este felino como embajador de la ciudad o el proyecto del futuro Centro de Interpretación y Exhibición. “Todo ello contribuye a dar pasos en esa dirección”, indicó. Precisamente, el alcalde aludió a esa iniciativa durante la reciente visita del consejero de Medio Ambiente de la Junta, José Fiscal: “Se está haciendo una última revisión del proyecto, pero todo está preparado ya para que se inicie la intervención cuanto antes”. Y con respecto al reconocimiento de “Iberlince”, Francisco Huertas recordó que este se agrega a otros premios otorgados por el Gobierno autonómico, como el “Educaciudad”.

“Ahora hay que seguir trabajando para aprovechar todo ese esfuerzo para generar empleo y riqueza vinculados a la presencia del lince ibérico en nuestro Parque Natural”, indicó el dirigente municipal. Desde el proyecto Life+Iberlince aplauden la “generosidad” de la población andujareña y explican que, aunque es más famosa la población de linces que hay en otras zonas, como Doñana, los ejemplares que habitan en Andújar fueron “el auténtico motor de la recuperación del lince ibérico”. “Sin Andújar la población de lince actual no habría sido posible”, manifiestan, al tiempo que recuerdan que fue en este municipio donde se extrajeron los individuos empleados para la fundación del plan de cría en cautividad y la reintroducciones en Guadalmellato y Guarrizas.

El proyecto Life+Iberlince premió en esta edición, además de a Andújar, al Ayuntamiento de Almuradiel (Ciudad Real); a la finca Peñalajo también perteneciente a la provincia manchega; al guarda del coto de Aznalcázar, Diego García Márquez; a la ONG portuguesa Wilder; a la plantilla de trabajadores de la Finca Los Quintos de San Martín, en Badajoz, y al centro educativo Gloria Fuertes, del municipio pacense de Fuente del Arco. Así, como en ediciones anteriores, los distinguidos con estos galardones fueron propuestos por los socios del propio proyecto.