Actualizado
sábado, 20 julio 2019
13:39
h
URGENTE

Profanación de dos sepulturas recientes del cementerio local

La Policia Nacional realiza una investigación para determinar la autoría
  • CAMPOSANTO. Fachada principal del recinto en el que se produjeron los hechos de madrugada.
    CAMPOSANTO. Fachada principal del recinto en el que se produjeron los hechos de madrugada.

Revuelo generalizado por la profanación de dos tumbas, ocurrido ayer de madrugada en el cementerio. La Policía Nacional abre una investigación sobre los hechos acontecidos en el recinto y determinar su autoría. Aparecieron dos ataúdes fuera de sus respectivos nichos.

Según fuentes del Cuerpo, dentro del marco de las indagaciones, su Grupo Operativo de la Policía Judicial y la Brigada de la Polícia Científica se desplazaron hasta el lugar de los hechos para realizar una inspección ocular. Por ello, el camposanto permaneció cerrado hasta cerca de las seis de la tarde, mientras vecinos esperaban a las puertas del lugar para poder visitar a sus familiares con la inseguridad de comprobar que el lugar donde reposan los restos de sus seres queridos, estuviera intacto.

Las mismas fuentes policiales concretan que las sepulturas profanadas pertenecen a dos mujeres, fallecidas a los 82 y 90 años, respectivamente. Además, aseguran que no existe ningún vínculo familiar entre ellas, que pueda tener relación para que hayan producido los terribles acontecimientos. Las difuntas recibieron sepultura hace alrededor de una semana. Por otro lado, al parecer, no existe denuncia interpuesta por parte los familiares de las dos ancianas exhumadas.

Por otro lado, la Policía Local informó de que el recinto del camposanto carece de cámaras de seguridad, por lo que complica aún más la investigación abierta, al no existir opción de examinar imágenes que muestren los responsables de la macabra acción. De igual modo, diversas fuentes aclaran, que no aparecen signos de ritos satánicos en el lugar. Especifican que el aviso lo darían lo mismo trabajadores del cementerio al encontrase los ataúdes profanados.

Según el Código Penal, la profanación de tumbas, como la ocurrida en el camposanto municipal de Andújar, está tipificada en el artículo 526 de esta norma, con castigo de cárcel. Según reza textualmente la legislación: “El que, faltando al respeto debido a la memoria de los muertos, violare los sepulcros o sepulturas, profanare un cadáver o sus cenizas o, con ánimo de ultraje, destruyere, alterare o dañare las urnas funerarias, panteones, lápidas o nichos será castigado con la pena de prisión de tres a cinco meses o multa de seis a diez meses”.

Además, la consternación entre la sociedad andujareña resulta mayor debido a la coincidencia con un fin de semana en el que muchos vecinos aprovecharon para celebrar el Día de la Madre. Por ello, la afluencia de visitantes al camposanto resultó mayor que otras jornadas del año, por la visita de multitud de personas.

Igualmente, la Policía Nacional, manifiesta que existe una investigación en marcha referente a otra profanación ocurrida hace dos meses en las mismas instalaciones de titularidad municipal.