Actualizado
sábado, 20 julio 2019
01:31
h
URGENTE

El cementerio contará con más vigilancia en su recinto

El Ayuntamiento anuncia la instalación de cámaras de seguridad en el lugar
  • CAMPOSANTO. Una de las calles del cementerio municipal, donde se encuentran multitud de nichos y restos de fallecidos.
    CAMPOSANTO. Una de las calles del cementerio municipal, donde se encuentran multitud de nichos y restos de fallecidos.

Tras la jornada de nervios y consternación vivida por todos los vecinos de la ciudad, vuelve la normalidad al camposanto municipal. El Ayuntamiento de la localidad, junto a la empresa concesionaria del servicio, Cementerio Parque de Andújar, S.A., manifestaron su profundo pesar por los hechos acontecidos en la madrugada del pasado domingo, cuando dos sepulturas fueron profanadas. Ambas instituciones, pidieron disculpas públicamente por las posibles confusiones y las molestias que se generaron entre los visitantes al encontrarse el recinto cerrado.

De igual modo, aclararon que, hace meses, se produjo una rotura del tabique de un nicho en el que se había realizado un reciente enterramiento y no se consideró un acto de profanación en ningún momento, por lo que antes no había sucedido un acontecimiento de este tipo en el cementerio.

En el escrito oficial, tanto el Ayuntamiento como la empresa aseguran permanecer en permanente contacto desde la jornada de los hechos y que el mismo lunes se celebró una reunión entre ambas partes en la que se llegó al acuerdo de incrementar la seguridad en el camposanto con la instalación de distintas cámaras de seguridad.

La Policía Nacional mantiene abiertas todas las vías de trabajo para esclarecer los hechos que provocaron el macabro acontecimiento. Fuentes policiales aseguran que las labores para identificar a los culpables son complicadas, al no contar con cámaras de seguridad en el lugar. Por otro lado, los cuerpos se encuentran en el Instituto de Medicina Legal de Jaén, donde se les practicará la autopsia para poder localizar pruebas que permitan conocer la autoría de este delito.

La ciudad se encuentra consternada por lo sucedido. En la jornada del domingo, coincidiendo con la celebración del Día de la Madre, las puertas del cementerio se vieron repletas de familiares que deseaban visitar a sus difuntos, con la angustia de no conocer si donde descansan sus restos se encontraba en buen estado.

Los hechos llegaron a interrumpir la celebración de entierros que, desde los templos donde se hubiera celebrado el funeral, volvían al tanatorio a la espera de una autorización para poder realizar el enterramiento en el cementerio.

La tranquilidad volvió a reinar, en un lugar donde el silencio y el respeto deben de ser la tónica, a partir de las cinco y media de la tarde del domingo, cuando la Policía Nacional permitió la apertura.

AUTOpSIA para DETERMINar LOS AUTORES

Los cuerpos sin vida de las fallecidas, que sufrieron el acto delictivo en la madrugada del pasado domingo, fueron trasladados hasta el Instituto de Medicina Legal de Jaén, donde se le practicará la autopsia con el fin de localiza el autor o los autores del macabro acto. El Ayuntamiento y la empresa concesionaria del servicio lamentan los hechos acontecidos.