Actualizado
martes, 23 julio 2019
21:34
h
URGENTE

Amor eterno por la madre

Los vecinos celebran las fiestas en honor a la venerada Virgen del Carmen

Lugares con gran encanto y mucha fe. Hoya del Salobral es una pedanía jiennense perteneciente al municipio de Noalejo, situada a tan sólo 600 metros del límite con la provincia de Granada. Cerca del lugar se encuentran los núcleos de Trujillos, Frailes y Ribera Alta y conforma una imagen que provoca que este lugar sea único y especial. Allí, cuando se acerca el mes de julio, los vecinos y sus muchos visitantes se dejan invadir por un sentimiento de lo más especial, llegan las festividades de la Virgen del Carmen.

Unos días únicos en lo que todo pasa a un segundo plano, pues lo importante es el amor a la madre, muy querida tanto en aldea como en los municipios de alrededor. Es por ello que son muchos los que acuden a la llama de la Virgen, para compartir divertidos momentos y dejar claro que en Hoya del Salobral se siente en lo más profundo. Las fiestas abarcan dos intensas jornadas. La primera de ellas comenzó ayer sobre las una de la tarde con el recibimiento de la hermandad de Andújar cuya devoción por la Virgen del Carmen de Hoya del Salobral es infinita. Todos los asistentes disfrutaron, momentos después, de una deliciosa paella que algunos incluso enlazaron con la merienda prevista a eso de las seis de la tarde. Ya por la noche, las actividades regresaron con una barbacoa para la hermandad, acompañada con la actuación de una orquesta que amenizó la jornada hasta altas horas de la madrugada que se intercaló se realizó el rezo de un rosario a la medianoche.

Será hoy cuando los hoyeros vivan su día grande en lo que a fe se refiere. Comenzarán bien temprano, con la solemne misa a la que seguirá la procesión de la Virgen del Carmen a la que acompañaron todos los aldeanos y el coro Mar de Olivos. Cuando termine tendrá lugar un tiempo de visitas por Cuevas Fuente y Poblado de la Hoya. De esta forma quedará marcada la historia de un municipio que, a pesar de repetir cada año, siempre lo hace de forma singular.