Principio del fin de las riadas

La empresa local CACC ejecuta los trabajos en el entorno de Condepols

26 may 2019 / 12:22 H.

Un ahorro significativo. La empresa Construcción Alcalaínas Carmona Cano (CACC) es la adjudicataria de las obras para solucionar el problema de riadas en el entorno de la Avenida de Iberoamérica, que afecta, desde hace años, a las calles Jamaica, Industria, Cooperativa y otras áreas próximas a la empresa Condepols y al parque comarcal de Bomberos. Finalmente, el importe del contrato es de 176.033 euros, la más barata de las ofertas presentadas. El proyecto, elaborado por el ingeniero de Caminos Antonio Montañés estimaba un coste de 303.204.

La intervención consiste en la instalación de un colector con una capacidad de evacuar aguas pluviales mucho mayor que el actual. En este sentido, se prevé un trazado de más de medio kilómetro, con paso por la calle Jamaica, la Avenida de Iberoamérica y la calle Industria, hasta llegar al aliviadero existente que será renovado. Desde allí, una tubería de cuarenta centímetros de diámetro conectada con el emisario sur trasladará el caudal hasta la depuradora. La futura canalización subterránea será de hormigón armado con un diámetro de ochenta centímetros en la zona de la calle Jamaica y un metro o 1,2 hasta el aliviadero. Se dispondrán arquetas de registro ejecutadas “in situ” y pozos prefabricados de registro en el colector principal, en las incorporaciones con otros colectores, así como en los cambios de dirección y de pendiente. En los colectores para recogida de acometidas, imbornales e incorporaciones se dispondrán pozos de registro de hormigón.

Por otro lado, para limitar el caudal de entrada a la depuradora, se renovará el aliviadero, de manera que el exceso de aguas pluviales irá directamente al arroyo de la Dehesilla. La estructura, en hormigón armado, tendrá unas dimensiones exteriores de 5,5 por cinco metros y altura de 3,5.

Como complemento, se renovarán las acometidas y los imbornales que, por la ejecución del nuevo colector, se vean afectados. Como obras complementarias, se demolerá el pavimento de calzada y el extendido de cuatro centímetros de mezcla bituminosa en la calzada. En cuanto a la avenida, se levantará el pavimento existente, aparte de los bordillos y el jardín para la modificación de las rasantes con extendido de seis centímetros y cuatro para la rodadura. Igualmente, habrá una renovación de la red de agua potable de la calle Industria mediante tubería de fundición dúctil de ocho centímetros de diámetro, bocas de riego e hidrantes contra incendios. Por último, se procederá a la limpieza del cauce en la zona de incorporación de las aguas de aliviadero y la protección de este por mediación de una escollera.

La intención del Ayuntamiento es resolver un problema que se repite desde hace tiempo y en el que confluyen la cantidad de agua que se canaliza hacia el lugar y la topografía de la zona, incluida la de la calle Vereda del Carmen. A diferencia de 2018, este año, por las menores precipitaciones, no han ocurrido aún riadas.