Actualizado
viernes, 19 julio 2019
21:16
h
URGENTE

La escuela de Ribera Alta echa el cierre para siempre

El motivo por el que la Junta de Andalucía adopta la media es falta de niños
  • final. Un dibujo infantil colgado en la verja de entrada del colegio Sierra Sur, en Ribera Alta.
    final. Un dibujo infantil colgado en la verja de entrada del colegio Sierra Sur, en Ribera Alta.

Ejemplo de la agonía del medio rural en Alcalá la Real. Con el final del curso académico 2018-2019, el cese de la actividad en la escuela de la aldea de Ribera Alta no es temporal, sino definitivo. La Junta de Andalucía decide el cierre de las instalaciones. El motivo, la falta de niños.

La Delegación Territorial de Educación se basa en un informe sobre la supresión de esta sede del colegio Sierra Sur. Según fuentes autonómicas, durante el curso que acabó ayer permanecieron matriculados en Ribera Alta solo cuatro alumnos, uno de los cuales pasará a cursar primero de Secundaria en Alcalá, de manera que solo quedarían tres menores. Ante la situación —indica la administración andaluza— los propios progenitores pidieron la supresión y las autorización para matricular a sus hijos en Santa Ana —la sede central del colegio Sierra Sur, una pedanía situada a cuatro kilómetros de Ribera Alta—. La solicitud, que contaba con un dictamen favorable de la Inspección Educativa y el respaldo de la dirección del colegio público rural Sierra Sur, fue estudiada por las autoridades. Por tanto, se dio el visto bueno al cierre, con la implantación de un servicio de transporte entre Ribera Alta y Santa Ana y viceversa para los tres estudiantes afectados.

La pedánea ribereña, Francisca Mudarra —quien ejerce el cargo en funciones— no puede ocultar su tristeza por la desaparición del servicio en su aldea. Destacan que el motivo radica en la falta de niños y en la circunstancia de que parte de los progenitores prefiere llevar a sus vástagos a Frailes, un pueblo situado a poco más de dos kilómetros. También dice que algunas madres piensan que los menores en Ribera Alta no van a aprender. La sensación en la aldea es de resignación ante la desaparición de su escuela.

El cierre de la escuela se produce después de varias décadas. Fueron tiempos en los que había decenas de menores en este núcleo próximo al río Velillos. La natalidad era tan alta que incluso había aulas en la pedanía de Ribera Baja, algo más pequeña. El actual centro se ubica junto al antiguo colegio y es de nueva construcción. El arraigo es tal que la calle contigua se llama Escuelas. La ubicación de las instalaciones es estratégica, próxima al centro social, el consulta y las pistas deportivas.

No es la única escuela rural que desaparece en los últimos años. Uno de los casos es el de La Hortichuela, del colegio El Olivo.

petición para el uso del inmueble

Francisca Mudarra detalla a Diario JAÉN que ya ha solicitado la cesión del colegio para que acoja actividades para los mayores y de gimnasia. “Hay unas salas muy hermosas”, afirma la pedánea sobre el buen estado del inmueble. Al desaparecer, al colegio Sierra Sur solo le quedan las sedes de Santa Ana, Charilla y Hoya del Salobral —esta última en Noalejo—.