Juan Ángel Pérez dejará de ser líder del PSOE en meses

Un peso pesado, Felipe López, se postula como el próximo secretario general

21 oct 2021 / 09:15 H.
Ver comentarios

Terremoto político en toda regla. La situación en el PSOE, el partido que ha gobernado durante cuarenta de los más de 42 años de democracia y el más votado en las elecciones de 2019, experimenta un giro de guión inesperado. Juan Ángel Pérez, quien fue proclamado secretario general local el 27 de julio de 2020, al derrotar a Carlos Hinojosa, exalcalde y hasta entonces líder de la oposición, en unas primaria, menos de quince meses después, da un paso al lado y tiene fecha de caducidad en el cargo. Anoche se celebró una asamblea, “a priori” convocada para las enmiendas al congreso de Andalucía, que deparó el “bombazo”. Juan Ángel Pérez anunció su voluntad de no continuar como líder de los socialistas alcalaínos en el congreso local del partido que, según las fuentes, se celebrará el próximo mes de enero o, a lo más tardar, en febrero. El político no quiso hacer declaraciones a Diario JAÉN, aunque hoy hay prevista una rueda de prensa suya. Sin embargo, desde su entorno, se esgrimía motivos personales como detonante de la decisión, ya que, por ejemplo, el hecho de trabajar con sistema de correturnos en una fábrica limitaba su capacidad para hacer oposición. Desde hacía semanas apenas se veía en actos sociales y en el último pleno incluso renunció al turno de preguntas.

La segunda parte de la ecuación es de enjundia. Quien se perfila como nuevo líder del PSOE a partir del congreso es Felipe López, quien lo ha sido casi todo en política —concejal, alcalde, presidente de la Diputación, consejero de la Junta y parlamentario—. En la asamblea López expresó su voluntad de dar un paso adelante y presentarse como candidato a secretario general local en el congreso de dentro de unos meses. Salvando las distancias, en el PSOE se esboza una operación similar a la del veterano Leocadio Marín, otro peso pesado que al derrotar a Javier Calvente devolvió a los socialistas el poder en Baeza, que aún mantienen actualmente.

Felipe López, nacido en 1954, es un peso pesado. Acendrado orador y dialéctico goza de buena imagen incluso entre la gente de derechas. A su favor tiene su dilatado bagaje político —entre de edil en 1979 y de alcalde, en 1987—, con una labor municipal por la que aún es recordado. Además, puede ser una pieza para acabar con la división aún no cerrada entre los afines a Pérez y a Hinojosa. También juega a favor los numerosos contactos de López, quien, así cerraría su carrera pública en Alcalá.

Queda una incógnita. ¿Dimitirá Juan Ángel Pérez de concejal. Por lo pronto no, pero, si lo hace, permitiría que entrara en la Corporación López e hiciera oposición desde el salón de plenos, algo factible. El cargo es compatible con el de parlamentario andaluz.



Alcalá