Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
16:47
h
URGENTE

Indignación ante el discurso despreciativo de un técnico catalán

Las palabras del entrenador del Junior sobre jugadores del CH Alcalá juvenil molesta al club y a otros colectivos
  • POLÉMICA. Captura del discurso de Marcel Malgosa.
    POLÉMICA. Captura del discurso de Marcel Malgosa.

Jugamos contra el Alcalá, típico equipo con un gordo de 90 kilos, típicos jugadores desgarbados, que parece que no saben jugar, que no saben coger el stick. Comienza el partido, 0-0, 0-0, 0-0, hasta el minuto 38 no marcamos. Esa es su dinámica de partido”. Esta es la traducción del catalán de las palabras de Marcel Malgosa, el entrenador del club Junior de San Cugat del Vallés (Barcelona), que se proclamó campeón de España de hockey sala, hace unos días en Alcalá. El discurso, en el que se refiere a las dificultades para ganar el partido, desprecia a los jugadores del equipo juvenil de la Ciudad de la Mota y fueron pronunciadas el pasado fin de semana. Para más inri el comentario fue publicado, a través de las redes sociales, por la jugadora de la selección española Anna Gil, quien le puso el título “Il Puto Amo”.

La reacción no se ha hecho esperar. El Club de Hockey Alcalá aprecia una falta de respeto y una humillación, “todo aderezado por risas por parte de los asistentes”. Dice que no es la primera vez que se dan este tipo de comentarios proferidos por clubes más fuertes, aunque siempre se han dejado pasar por considerarlas cuestiones de falta de educación. La entidad alcalaína se pregunta dónde quedan los valores. Pese a todo, el CH Alcalá acepta las disculpas expresadas en una carta por Marcos Hofmann, presidente del Junior FC. “Nuestra casa, como así hemos demostramos en la pasada organización del 65 Campeonato de España Juvenil Masculino y de otro tipo de campeonatos, está abierta para todos los clubes que nos visitan con una relación amistosa y cordial”, acaba. El asunto suscita indignación general y solidaridad por parte de colectivos como Juventudes Socialistas de Alcalá.