“Enganchón” entre partidos por la Fiesta Medieval

    10 ago 2019 / 12:43 H.

    La Fiesta Medieval calienta ahora los ánimos políticos, a pesar de que se celebró la semana pasada. Después que el equipo de Gobierno —del PP y Cs— hiciera un balance positivo, el PSOE envió un comunicado en el que ponía en entredicho tal supuesto éxito. Denunciaba la “importante merma de participación del tejido asociativo” y señalaba que los alrededor de 5.500 visitantes entre los tres días suponían un descenso respecto a años anteriores, cuando, según los socialistas, se superaron los 6.000. El grupo opositor lamentó la supresión de la obra teatral “El Cerco de Benzayde” y que no se contara con el Club Baruca.

    Por otro lado, el PSOE cargaba sobre “seudonovedades” del concurso de disfraces, el pasacalles por el casco antiguo, el tren turístico y la apertura del Zoco también en horario diurno. Asegura que todo se había hecho ya otras veces.

    Desde el PP reiteró que la fiesta en un “referente cultural del verano” e instó a los socialistas a hacer una oposición constructiva, a no politizar y a abstenerse de usar la celebración como “arma arrojadiza”. El presidente local y edil de Cultura y Turismo, Juan Manuel Marchal, asegura que las únicas aportaciones de los socialistas son “comentarios interesados”. “Animamos a los concejales a que pasen página y acepten su rol de oposición”, resalta, en referencia al PSOE.

    Podemos no vive horas fáciles. El círculo de esta opción política, que fue la penúltima de los seis presentados a las elecciones municipales de mayo con 192 votos, se reunió para abordar el documento “Horizonte 2023”. En un comunicado remitido por el responsable local de Organización, Rafael Rodríguez, se critica este plan para la desconexión del partido en Andaluz de la estructura de ámbito nacional.

    La oposición a la separación es promovida por la corriente anticapitalista de la secretaria regional, Teresa Rodríguez. Según el círculo alcalaíno este guion preestablecido, en el que la estructura quedaría dentro de Adelante Andalucía, conduciría a Podemos a la irrelevancia. Por otro lado, también se manifiesta a favor de que Podemos entre en un Gobierno de coalición. La nota también pone el acento en la defensa de Podemos Andalucía y adelanta que la organización alcalaína se desvincula de Adelante Andalucía en este proceso de desconexión puesto en marcha.

    Asimismo, la asamblea defiende que Podemos “no está en venta ni en liquidación” porque no pertenece a los anticapitalista, a Pablo Iglesias o a Errejón, sino al pueblo como herramienta de lucha cuya existencia debe defenderse “con uñas y dientes”. Finalmente, el documento de Alcalá la Real invita a otros círculos a revelarse [sic] contra los “liquidadores”.