URGENTE

Alzay Oleum logra un premio en un concurso internacional

El virgen extra triunfa en “Athiooc”, celebrado recientemente en Grecia
  • artífices. Miguel Román y Francisco Manuel Montes, responsables de la empresa galardonada en el certamen de Grecia.
    artífices. Miguel Román y Francisco Manuel Montes, responsables de la empresa galardonada en el certamen de Grecia.

La empresa alcalaína Alzay Oleum consiguió un premio en Athena International Olive Oil Competition (Athiooc), un certamen celebrado en la capital de Grecia. El virgen extra presentado es de cosecha temprana de la variedad picual, extraído en frío en una almazara familiar de la comarca. El zumo de aceituna presentado por la compañía de Miguel Román y José Manuel Montes obtuvo una puntuación de 82,2 sobre cien, en la que se valoraron sus cualidades organolépticas, con aroma en el que hay matices a hierba fresca, tomate y hojas de árbol, mientras que en el paladar sobresale su sabor afrutado, con un toque picante y ligeramente amargo. En la competición de Atenas se midieron 450 muestras de “oro líquido” procedentes de dieciocho países.

El proyecto Alzay Oleum, con sede en el vivero municipal empresarial del Llano de Mazuelos, surgió hace poco más de dos años con el objetivo de rentabilizar la tradición cultural del aceite de oliva y al cultivo sostenible. “Estamos realmente felices y un poco sorprendidos, ya que no esperábamos recibir un reconocimiento internacional tan pronto”, asegura Román, un emprendedor suizo de raíces alcalaínas. La finalidad es crear “una ventana virtual” para promocionar el virgen extra de la zona por todo el mundo.

Alzay Oleum intenta rescatar el trabajo artesanal de siempre, con un meticuloso proceso de elaboración que comienza con el vareo de los olivos, la recogida manual de la aceituna, la extracción en frío en un molino familiar y el envasado en cristal opaco para preservar todas las cualidades organolépticas. Román añade: “Para nosotros es fundamental la transparencia frente al consumidor, que tiene todo el derecho a conocer qué producto está comprando, cómo se ha elaborado y cuáles son sus características fundamentales”. Por eso, tras la extracción y filtrado, el oro líquido se somete al veredicto de diferentes catadores y al pertinente análisis en laboratorio para certificar todas sus cualidades. “No es solo cuestión de formalismo, sino de lealtad para con nuestros clientes”, indica. Aunque la mayor parte del fruto procede de olivos picuales, también se trabaja con la variedad minoritaria lucio.

satisfacción del alcalde

El alcalde, Carlos Hinojosa, considera que esta iniciativa representa “un buen ejemplo de emprendimiento”, con aplicación simultánea de formación y experiencia en el sector agroalimentario. Resaltó que la idea cuenta con el apoyo del Ayuntamiento, entre otros motivos, porque se espera que se convierta en un ejemplo de buenas prácticas dentro del sector oleícola de Alcalá la Real.