URGENTE

Acusación por falsificar una firma para lucrarse

El juzgado investiga cómo tres personas se apropiaron de dinero de su padre en detrimento de otros hermanos
  • Administración. Exterior de los juzgados de Alcalá la Real, en un imagen de archivo.
    Administración. Exterior de los juzgados de Alcalá la Real, en un imagen de archivo.

Una familia numerosa, pero mal avenida. Un auto de la Audiencia Provincial enmienda la plana al Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Alcalá y lo obliga a reabrir una investigación. El tribunal, con Pío Aguirre como presidente, ve indicios de la comisión de los delitos de falsedad documental y estafa.

El caso es muy curioso. ¿En qué consiste? En 2015 se comenzaron diligencias a raíz de la denuncia presentada por cinco hermanos contra otros tres hermanos. Los acusaban de aprovechar que el padre de todos ellos estaba gravemente enfermo para, con la firma falsificada, hacerse con importantes cantidades de dinero. De hecho, alertaron de que los tres se habían apropiado de diversas cantidades depositadas en un banco y, presentaron un documento de donación fechado el 5 de noviembre de 2014, por el mismo procedimiento de falsificación de rúbrica, por un importe de 163.000 euros del progenitor depositado en tres sucursales del municipio alcalaíno. Sin embargo, el juzgado de Primera Instancia e Instrucción, después de efectuar indagaciones pretendía dar carpetazo al asunto mediante un sobreseimiento. Sin embargo, el abogado de los denunciantes recurrió ante la Audiencia, que ahora da la razón a sus pretensiones.

El órgano jiennense argumenta que hay un informe del departamento de Grafística de la Guardia Civil que establece, “sin género de dudas”, que las firmas atribuidas al padre son falsas. Añade que, con independencia de quién lo hiciera y de que el progenitor estuviera muy enfermo o no, los tres denunciados —una mujer y dos varones— obtuvieron grandes cantidades de dinero. Según las fuentes consultadas por Diario JAÉN, por el asunto están abiertos un procedimiento penal y, por otro lado, uno de índole civil.