Adiós a una feria muy intensa

Los villariegos se despiden por todo lo alto tras días repletos de actividades

09 oct 2019 / 16:37 H.

Las ferias y fiestas de los municipios jiennenses tienden a vivirse de una forma muy intensa, y Los Villares no es una excepción. Vecinos y visitantes de este municipio situado a pocos minutos de la capital disfrutaron de la feria y fiestas en honor de la Virgen del Rosario en un ambiente insuperable y con propuestas innovadoras en una programación para todos los públicos. Entre las novedades destacó la creación de una zona joven con música para concentrar a todos los jóvenes en plena feria, al lado de la caseta municipal. Esta oferta se completó con un cartel atractivo de artistas en el que se incluyó, por ejemplo, a los Chunguitos o la orquesta Tentación. Los más mayores también tuvieron su espacio cada noche en la caseta municipal, donde se les dedicó una comida en el día del mayor.

Si la caseta municipal podía verse llena hasta la bandera día tras día, la calle del municipio en la que se concentra la feria la día no iba a ser menos. Hasta bien entrada la tarde, los villariegos se echaron a la calle para convivir con amigos y vecinos mientras disfrutaban al máximo de sus fiestas.

Todo este ambiente de ocio y diversión se complementó, como no podía ser de otra forma, con la devoción hacia quien están dedicados estos días, la patrona de Los Villares, la Virgen del Rosario. Con los escopeteros y alabarderos preparados, la diana floreada despertó a todos en el municipio en el día de su festividad, el 7 de octubre. Esa misma tarde, la imagen de la Virgen del Rosario recorrió las calles de Los Villares entre vítores y el estruendo de los disparos. Esta característica tan particular del pueblo villariego viene de los orígenes de la cofradía, ya que en un primer momento fue una hermandad militar de la que se guarda el recuerdo con esta llamativa tradición.