URGENTE

Adiós a un clásico de Linares

“Los extremeños” cierra después de 71 años de trayectoria en la ciudad por problemas económicos
|
13/08/2019

Salchichería Extremeña es el nombre de esta empresa que se ha dedicado durante setenta años a la venta de carne y embutidos. En Linares se les conocía como “Los extremeños”. Esta empresa, que ha sido reconocida por todo el pueblo de Linares, se ve ahora en la obligación de cerrar tras tener que hacer frente a deudas que ya no le permiten seguir desarrollando la actividad. Una empresa que ha tenido incluso varios establecimientos abiertos, por la demanda que siempre tenía. Eran fabricantes de preparados y embutidos, muy bien aceptados por los clientes, además de vender todo tipo de carne y productos de charcutería. Los embutidos más famosos eran el chorizo o la morcilla, aunque también han preparado algunos rebozados como flamenquines caseros. El establecimiento central y obrador era el de la calle Baños. Pero se abrieron después otros locales en diferentes barrios, los cuales se fueron cerrando de manera progresiva cuando la situación económica empezaba a ser cada vez más insostenible.

En noviembre de 2018, algunos de los trabajadores ya tuvieron que emprender trámites judiciales con los propietarios. Cinco de ellos tuvieron que solicitar una suspensión judicial del contrato, ya que se les debía seis nóminas. Estuvieron manifestándose a las puertas del establecimiento, pero a día de hoy, no han conseguido que se les pague tal cantidad. Así, la plantilla fue reduciéndose de veinte empleados a diez. Por último, ya solo quedaban cinco trabajadores, que ahora se ven en situación de desempleo. Al parecer, los empleados han tenido que dejar su puesto de un día para otro. Los propietarios no han podido hacerse cargo de los pagos y han acumulado deuda y es posible que también algunos embargos. La empresa cierra habiendo sido un referente en el pueblo de Linares, por lo que es realmente lamentable que la familia tenga que verse ahora en esta situación.

Este no es un caso aislado en los comercios linarenses, ya que en los últimos años se han perdido algunos de los comercios más tradicionales, la mayoría por jubilación, otros por no poder sostenerse. Es el caso de la tienda de alimentación “El torreño”, que cerró hace ya algunos años. Otro ejemplo es el de la tienda de ropa “Luisito Moreno”, que cerró hace meses por jubilación. Esta era una tienda de ropa de vestir, trajes y ropa de comunión de referencia en Linares. La situación del comercio de la ciudad y la avanzada edad de algunos de los comerciantes, hacen que comercios de toda la vida se vayan perdiendo y otros vayan surgiendo, aunque en menos cantidad. Por esta razón, desde las administraciones siempre quieren fomentar la compra en los comercios tradicionales frente a las grandes superficies y se realizan diferentes campañas a lo largo del año para este fin, sobre todo en temporadas como la Navidad.