Abierta la variante que alivia de tráfico el centro de Quesada

Fomento pone en servicio el tramo alternativo de la A-315 tras dos años en obras

22 jun 2019 / 12:15 H.

El tráfico, especialmente el pesado, ya no tendrá que pasar por el corazón de Quesada. Lo hace después de catorce años desde que se planteara el primer expediente para dar solución a los problemas que suponía una de las travesías más complicadas de la provincia, la de la A-315 por el centro de Quesada. Atraviesa esta carretera todo el casco urbano y, hasta en un tramo, el paso es alterno con un semáforo. Ahora, tras dos años de obras, por fin se abre una variante de un poco más de un kilómetro que despejará sus calles, mejorará la seguridad y agilizará el tránsito.

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, asistió ayer a la apertura al tráfico de la vía de servicio que mejora la seguridad vial de la travesía de Quesada en la carretera A-315, vía que va de Torreperogil a Baza por Pozo Alcón, perteneciente a la Red Intercomarcal de Carreteras de Andalucía. Con esta puesta en servicio se atiende a una histórica reivindicación de los vecinos de la comarca y se pone fin a un periodo de casi dos años de trabajos.

El coste total de la obra, cofinanciada con fondos Feder, incluyendo las expropiaciones y los servicios afectados, asciende a 1.590.825 euros, como informa la Junta.

Las obras arrancaron en agosto de 2017 con un plazo de ejecución inicial de 14 meses, pero tras una paralización temporal debida a los servicios afectados se tuvo que ampliar el plazo de ejecución. El nuevo equipo de la Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio impulsó estas obras en su tramo final, acabadas esta misma semana, según explicó la consejera Marifrán Carazo, que estuvo acompañada por la delegada del Gobierno de la Junta en Jaén, María Isabel Lozano; el delegado territorial de Fomento, Jesús Estrella; el director general de Infraestructuras, Enrique Manuel Catalina, y el alcalde de Quesada, Manuel Vallejo.

La nueva vía de servicio —un camino agrícola adaptado— se inicia en el punto kilométrico 32,450 de la A-315 en una glorieta y, transcurridos 1.200 metros, se enlaza de nuevo con la A-315 en el punto kilométrico 34,850 en otra glorieta. Tiene una anchura media de seis metros con sobreanchos en las curvas y pendiente media del 12%. Asimismo, durante la ejecución no se ha producido afección al tráfico de la A-315.

El resultado supone que se evitará la circulación de paso por Quesada, sobre todo de los vehículos pesados y tractores. La intensidad media diaria del tramo es de 2.077 vehículos/día con un 3% de vehículos pesados, es decir, unos 62 vehículos pesados/día de media que cruzan la travesía de Quesada.

La importancia del itinerario de la A-315 reside en que es la comunicación natural de Úbeda y Torreperogil con la autovía A-92 Norte, más concretamente con Baza como salida hacía Almería y Levante.