¿63.000 cerdos al año?

Los ayuntamientos de Bailén y Baños de la Encina plantan cara a un proyecto de macrogranja

24 jun 2022 / 10:20 H.
Ver comentarios

Bailén y Baños de la Encina se unen para evitar la instalación de una macrogranja en el término municipal bailenense. El proyecto plantea la construcción de una explotación porcina de 2.880 cerdas con lechones de hasta 20 kilos en una parcela de algo más de 17 hectáreas en el paraje La Muela, dentro del término de Bailén pero cerca del núcleo urbano bañusco, a unos 3 kilómetros. Lo promueve Piensos Jiménez, S. L., empresa con dos décadas de historia dedicada, fundamentalmente, a la cría y engorde de ganado porcino, como se indica en su web. Está afincada en Jaén capital, pero extiende su actividad a Córdoba, Granada, Málaga y Sevilla. Ecologistas consultados por este periódico advierten de los perjuicios medioambientales que podría conllevar una instalación de estas características.

El alcalde de Bailén, Luis Mariano Camacho (PP), ha mostrado públicamente su rechazo a la macrogranja y ya ha mantenido conversaciones con su homólogo en Baños de la Encina, Antonio las Heras (PSOE), para que ambos ayuntamientos presentaran alegaciones al proyecto de forma conjunta. “También tuve varias llamadas y tengo una reunión pendiente con un profesor titulado en la Universidad de Granada que nos va a explicar todo lo malo que pueden traer las macrogranjas a una población”, ha añadido en un vídeo difundido a través de su perfil de Facebook. El plazo para presentar alegaciones finaliza este viernes, de acuerdo a la información publicada en la web de la Junta de Andalucía.

Con ese vídeo, Camacho también sale al paso de una publicación anterior, también en Facebook, del portavoz del PSOE en el Ayuntamiento bailenense, Víctor Abolafia, que acusó al alcalde de “estar permitiendo” la instalación de la explotación porcina. Camacho dice que el portavoz socialista difunde “un bulo” y afirma que es “totalmente falso” que el Ayuntamiento haya promovido el proyecto de la macrogranja: “Si una empresa solicita los permisos, este Ayuntamiento no tiene más que exigirle el cumplimiento de la ley, y si es así, hay que darle ese permiso. No es algo que este alcalde decida, lo decide la ley. Basta ya de engañar. La gente os ha dejado de votar por mentir, por buscar el conflicto en vez de solucionar los problemas”, manifiesta antes de sentenciar: “Vamos a seguir luchando para que no se instale —la macrogranja—”.

Características del proyecto

En el proyecto, al que ha tenido acceso este periódico, se explica que en una granja de 2.880 cerdas reproductoras como la que se plantea en Bailén tienen lugar unos 132 partos semanales. Según datos de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO por sus siglas en inglés, Food and Agricultura Organization of the United Nations), “una cerda bien alimentada produce al menos diez lechones por parto”. Es decir, que, como mínimo, cada semana nacerían 1.320 crías en las instalaciones bailenenses, más de 5.000 al mes y algo más de 63.000 al año. En el documento también se indica que las reproductoras estarían separadas en establos de diez cerdas cada uno, y que la granja generaría 16.750 metros cúbicos de purines al año, 4.097 cada trimestre. Al respecto, se asegura que los niveles de emisión de excreción en nitrógeno y fósforo serían inferiores a los valores límite establecidos por Bruselas y el Gobierno de España.



Provincia