Una noche tributo a Mecano

El espectáculo “Dalai” triunfa en su cita con la capital y llena el Teatro Infanta Leonor

21 may 2019 / 19:11 H.

Hoy no me puedo levantar. Eso es lo que mucha gente piensa cada lunes cuando toca volver a la rutina, y lo que estuvo en la mente de los asistentes al musical Dalai este fin de semana en el Teatro Infanta Leonor, que rozó el lleno para la ocasión.

El espectáculo fue una fiesta en la que muchos decidieron colarse al comprar la entrada a pesar de las fechas, en las que se celebraban varias fiestas a lo largo de la provincia. “Fue un éxito a pesar de todas las cosas que coincidían. El teatro estuvo casi lleno”, aseguró Santi Villar, guitarrista y encargado de la dirección artística y la producción audiovisual.

El show, que se alargó durante dos horas que a los asistentes le parecieron apenas unos minutos, estuvo compuesto por 21 canciones entre las que se encontraban los mejores éxitos de la banda con el único objetivo de hacer cantar y bailar a cada uno de los asistentes.

No era El 7 de septiembre, y se demostró que los lazos entre quienes disfrutaron en los 80 y la música no están rotos después de tanto tiempo y que siguen manteniendo su ilusión por escuchar los temas que hace tres décadas les hacían vibrar en las pistas de baile.

El elenco de artistas estuvo encabezado por la cantante Rosy Jiménez como única protagonista, por lo que en ningún momento fue un duelo Mujer contra mujer, aunque sí es cierto que el Maquillaje jugó un papel muy importante en la puesta en escena para lograr rememorar los looks ochenteros.

Lo que está claro es que el show supone una bocanada de Aire fresco ahora que no hace viento y llegó el verano. Después de pasar por otras ciudades de la provincia muchos esperaban con ansias esta cita, como se demostró con la asistencia al Teatro Infanta Leonor. El espectáculo, cargado de luces y color, logró el objetivo de tener una interacción constante con el público. La puesta en escena, con imágenes proyectadas detrás de los músicos, contó con la voz en off de Miguel Ángel Karames, que sirvió como hilo conductor a lo largo de la noche y las canciones.

Quedó claro que ni la ciencia de la conciencia fueron condena de nadie, ni hubo ningún Fallo positivo, fueron todo aciertos vista la respuesta del público.

La fuerza del destino hace que quienes pueden repiten y ven el musical tres o cuatro veces, y salen cantando las letras de la mítica banda por toda la ciudad, siguiendo los designios de un oráculo especial como el Dalai Lama.

Tan elegante como los de antes, que siempre llevan guantes, Los amantes tomaron el Barco a Venus antes de las luces de la calle le hicieran daño cuando salieron del teatro. El pensamiento general de todo el que se acerca a este show de la Memory Band se puede resumir en palabras del propio grupo: Me cuesta tanto olvidarte.