Actualizado
domingo, 18 agosto 2019
20:25
h
URGENTE

Un reasfaltado muy polémico

El PSOE de Jamilena denuncia una “chapuza” en la calle Parras
Ver comentarios

Un ejemplo de chapuza o de gestión eficaz? El reasfaltado de la céntrica calle Parras, en Jamilena, lleva al PSOE a poner el grito en el cielo, mientras que el equipo de Gobierno defiende su labor en el asunto. El portavoz socialista, Jacinto Mercado, señala que el pavimento tuvo que levantarse apenas unos meses después de su arreglo. Califica al alcalde, el popular Crispín Colmenero, y al teniente de alcalde, el andalucista José Antonio López, como “los nuevos Pepe Gotera y Otilio, chapuzas a domicilio”.

Según Mercado, en 2018 se ejecutó la pavimentación y la renovación de las red de aguas y saneamiento con un coste de 150.000 euros. Denuncia que “la torpeza y la incompetencia del pacto de perdedores” obligó a pedir una ampliación del plazo de terminación. Destaca que ahora se ha tenido que reasfaltar porque los trabajos fueron “un completo desastre”, pues no se tuvo en cuenta la accesibilidad a cocheras o a la oficina de Correos. El edil denuncia la molestia a los vecinos y el “despilfarro”, pues los trabajos se sufragan con fondos municipales.

José María Mercado asegura que nunca se han hecho peor las obras en Jamilena. Como ejemplos también pone el estado de la Avenida de Martos y las goteras en el auditorio. También asevera que las intervenciones municipales se eternizan y al respeto menciona la remodelación del Ayuntamiento, el quiosco de la piscina, el parque Jamilena por la Paz y la reforma en el entorno de la ermita de San Isidro. Por último, el edil critica que Colmenero y López cobren 2.600 euros al mes, cada uno, en un pueblo con menos de 3.500 habitantes.

José Antonio López tilda de “mentira” las críticas y las vincula con la cercanía de las elecciones municipales. Señala que el reasfaltado es una cuestión “puntual” para satisfacer las peticiones de propietarios de cocheras a los que la estrechez de la calle Parras les dificultaba el paso de sus vehículos por chocar con el bordillo trasero. Indica que se barajó como solución un cambio de rasante, pero se vio inviable porque el asfalto no estaba en condiciones y se desmoronaba, por lo que la solución resultaba “antiestética”. Al final se optó por elevar unos centímetros el nivel del pavimento.

El responsable acusa al PSOE de mentir. Contrapone la gestión actual con la de la época socialista cuando, a su juicio, “no se hacían obras”. Resalta que todos los proyectos están supervisados por la Diputación y la Junta. En cuanto a las liberaciones municipales, apunta que son perfectamente legales y lamenta que, en cambio, Mercado cobre como asesor de la Diputación “sin haber ganados elecciones”. El edil del PA subraya que los vecinos opinan que Mercado es “tonto”.