URGENTE

Un encuentro que enriquece

360 alumnos del Conservatorio de Música “Ramón Garay” pulen su técnica gracias a 17 especialistas
Ver comentarios
  • INSTRUMENTOS. Uno de los alumnos recibe las indicaciones de su profesor de violonchelo durante el curso impartido en el colegio Muñoz Guernica de Jaén.
    INSTRUMENTOS. Uno de los alumnos recibe las indicaciones de su profesor de violonchelo durante el curso impartido en el colegio Muñoz Guernica de Jaén.

La inversión en proporcionar una amplia y adecuada formación musical para aquellos jiennenses que aman el arte de la música pasa necesariamente por la celebración de encuentros como la Jornadas de Perfeccionamiento Musical que organiza, desde hace más de viente años, el Conservatorio Profesional de Música “Ramón Garay” de Jaén, y que reúnen a 360 alumnos de diecisiete modalidades instrumentales, en los cursos que se impartirán, entre ayer y hoy, en las instalaciones del colegio Muñoz Garnica de la capital.

Una extensa lista de reconocidos y destacados instrumentistas, como el saxofonista Alfonso Padilla o el pianista Juanjo Mudarra, que conocen por primera vez a los jóvenes llegados de todos los puntos de la provincia con la finalidad de ampliar su formación, que la mayoría de las veces se realiza a través de clases individuales, así como fomentar un aprendizaje compartido entre todos los alumnos matriculados, que permita sacar el máximo partido a las interrealciones humanas “necesarias e inherentes” en cualquier proceso de conocimiento, como explicó para Diario JAÉN, Marcos Antonio López Vergara, Jefe de Estudios del Conservatorio Profesional de Música “Ramón Garay”. “Como el trabajo es individual, nunca está de más, y creo que es enriquecedor en todos los sentidos, que los alumnos tengan una ilusión y otro aporte de conocimiento desde una nueva perspectiva para su practica instrumental”, señaló el linarense, que cuenta con 22 años de carrera como profesor de saxofón en el centro musical de la ciudad de Jaén, quien también resalta la excelente acogida que las jornadas tienen entre unos aprendices totalmente “implicados”, afirma, junto con el profesorado del conservatorio, que atiende a todos los participantes de manera altruista, algo que Lópe Vergara considera “bueno” para la salud del centro y para los músicos. Estos también pudieron probar, durante un descanso de las clases realizado a media mañana, un amplio muestrario de piezas para sus instrumentos cortesía de Mafermúsica y Euromúsica Fersan, y paliar, en la medida de lo posible, la falta de stock de este tipo de recursos en los comercios de Jaén, así como la oportunidad de testar los últimas novedades para sus instrumentos.