URGENTE

Tributo jondo a la figura del “Trevi”

Amigos y familiares del periodista Juan José Trevijano recuerdan su figura
Ver comentarios
  • HOMENAJE. La Peña Flamenca registró una magnífica entrada para recordar a Fernández Trevijano en uno de los escenarios que más prefirió.
    HOMENAJE. La Peña Flamenca registró una magnífica entrada para recordar a Fernández Trevijano en uno de los escenarios que más prefirió.

Que nadie vaya a llorar / el día que yo me muera. / Es más hermoso cantar, / aunque se cante con pena. El “memento” de Manuel Molina bien podría ser el epitafio del pacense de nacimiento y jiennense de vocación Juan José Fernández Trevijano, un “grande del periodismo”, fallecido el pasado mes de marzo, cuya figura es toda una referencia en el oficio y que, con su muerte, dejó un gran vacío entre quienes lo quisieron, que eran muchos.

Precisamente la asociación del gremio en Jaén, dentro del marco de los actos organizados para celebrar el Día Mundial de la Libertad de Prensa, convocó a amigos y compañeros de Fernández Trevijano en un escenario que nunca le fue ajeno, la Peña Flamenca jiennense, donde tantas veces aplaudió actuaciones jondas y que, en su honor, se pobló de “cabales” que recordaron, entrañablemente, al hombre y al periodista desaparecido.

La implicación con el periodismo y la cultura jiennense de un hombre comprometido fue el hilo conductor de una convocatoria protagonizada por el tributo constante a su persona y a su legado, que se encargaron de desgranar el poeta y profesor Juan Manuel Molina Damiani, el abogado y escritor Alfonso Fernández Malo, el crítico flamenco Rafael Valera Espinosa y el periodista Antonio Cepedello, de la mano moderadora de la comunicadora Beatriz Mateas. Molina Damiani rememoró la entrevista que, en 1984, le hizo Fernández Trevijano para este periódico, a través de la que el literato descubrió a una “persona generosa, que atendía a cosas que, por entonces, no llamaban la atención”. Otro escritor, el abogado Alfonso Fernández Malo, que lo conoció bien, recordó a su “amigo de batallas”, al que le unía, entre otros vínculos, su afición al cante, y lo definió como “un periodista con instinto depredador”. El crítico flamenco Rafael Valera expresó: “Me impulsó a escribir en periódicos cuando los medios de comunicación se democratizaron”, y comparó su rotunda personalidad con la del cantaor José Menese. Por su parte, Antonio Cepedello se confesó su “discípulo”.

Las ganas de compartir con los presentes vivencias e impresiones sobre el protagonista de la cita bajaron de la mesa y se extendieron por la peña. Se abrió, así, un diálogo en el que “la generosidad y la humanidad” del “Trevi” —como era cariñosamente conocido— fueron las virtudes más ponderadas. La noche, que se apetecía inacabable, como las buenas reuniones jondas, la remató de la mejor manera Marta, la hija del recordado periodista, que leyó unas emotivas palabras: “Se sentía de Jaén y me ha transmitido su amor”, dijo, y añadió: “Amaba el arte y la cultura, era muy profesional, coherente y tenía mucho talento, como hija me siento muy orgullosa; en nombre de mi madre y de toda mi familia, muchísimas gracias”.

arropado por los suyos

cercanía. Gente del flamenco como el actual presidente de la peña, Alfonso Ibáñez, y el expresidente Marcos Gutiérrez; el exalcalde Alfonso Sánchez y el exedil Eduardo Castro; periodistas como José Luis Moreno Codina y la presidente de la Asociación de la Prensa, Fátima Jerez —entre otros muchos—, y el escritor Paco Salas secundaron el tributo a Juan José Fernández Trevijano.

“Me enseñó a buscar la noticia”
rafael olmo |
Periodista y amigo
idcon=13319810;order=15

Se conocieron en 1985 en la redacción de Diario JAÉN y, desde el principio, se sintió “apadrinado” por el maestro. Rafael Olmo confiesa que Fernández Trevijano lo introdujo en Jaén: “Me hizo conocer la ciudad y a su gente y me enseñó el periodismo directo y a salir a buscar las noticias a la calle”.

“Periodista de la vieja escuela”
josé valero |
Periodista y amigo
idcon=13319805;order=19

“Distinto, pero para bien”. Así recuerda el periodista José Valero a su amigo, del que destaca su capacidad para “sacar información”: “Era abierto, simpático y me enseñaba truquillos profesionales”. Valero define a Fernández Trevijano como un “periodista de la vieja escuela” del que guarda el mejor recuerdo.

“Un enamorado de la cultura”
antonio garrido |
Periodista y amigo
idcon=13319801;order=23

Antonio Garrido manifiesta, con sano orgullo: “Era muy entrañable, y yo lo llevé al periodismo”: “Él trabajaba en el gabinete de Prensa del Gobierno Civil y, cuando coincidía con él, me daba cuenta de que le interesaba la cultura, así que le ofrecí que colaborara en el periódico en el que yo trabajaba”, recuerda.

“Conocía muy bien Andalucía”
julián rojas |
Fotógrafo y amigo
idcon=13319797;order=27

“Periodista de raza”. El fotógrafo Julián Rojas destaca de su amigo y compañero la capacidad que tenía para establecer contactos con posibles fuentes de información. “Era un maestro, discreto y humilde, no iba de divo que se conocía la región al dedillo”. Rojas añade: “Donde estuviera, siempre hablaba de Jaén”.

“Un profesional muy riguroso”
rafael quintana |
Periodista
idcon=13319793;order=31

No trabajó con Fernández Trevijano ni tuvo amistad con él. Acaso, coincidieron en las páginas de algún medio común. Sin embargo, su aprecio a la figura del recordado periodista es incontestable: “Era serio y riguroso profesionalmente hablando, y un hombre muy comprometido con el periodismo”, afirma.