Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
03:35
h
URGENTE

Tim Wellens es un extraterrestre en el mar de olivos de Jaén

El belga consolida el liderato en los 16 kilómetros entre los municipios de Mancha Real y La Guardia

Con Sierra Mágina y un impresionante mar de olivos como testigos de excepción, Tim Wellens protagonizó una nueva exhibición en la Vuelta Ciclista a Andalucía. El belga ha sentado las bases para reeditar la victoria de 2018 y desde la primera etapa se muestra como el ciclista más fuerte del pelotón. En Alcalá de los Gazules se exhibió en un final explosivo en un terreno de pavés y adoquines, clásico en las pruebas en su país, mientras que en la contrarreloj entre Mancha Real y La Guardia ofreció un manual de pedalear en los 16 kilómetros de trazado.

El líder fue el último en salir y desde el principio marcó un ritmo vertiginoso. En el puerto de las Siete Pilillas se dio cuenta de que podía ganar por la facilidad que impuso en la ascensión y en la bajada con destino a La Guardia. Tim Wellens no bajó el ritmo, porque la diferencia con al danés Jakob Fuglsang (Astana) era mínima y en juego estaba también mantener el maillot de líder. El belga sufrió en la bicicleta, pero ese esfuerzo le dio la segunda victoria en la sesenta y cinco edición de la Ruta del Sol con un tiempo de 22 minutos y 25 segundos. Ganó por solo dos de diferencia a Fuglsang y esa distancia se aumenta a los siete cuando quedan dos etapas para el final. Ion Izagirre (Astana), el mejor ciclista español en la Vuelta a Andalucía, completó una excelente crono y terminó tercero a nueve segundos de Wellens y empatado con el holandés Steven Kruijswijk (Jumbo), mientras que Adam Yates (Mitchelton) terminó quinto.

Los hermanos Simon y Adam Yates salieron en la crono con el objetivo de ofrecer una buena imagen y se convirtieron en los protagonistas con un registro importante antes de que los primeros clasificados de la general tomaran la salida en Mancha Real.

Simon, ganador de la Vuelta a España 2018 y sin opciones para triunfar en Andalucía tras perder nueve minutos en la primera etapa, marcó durante un buen rato el mejor tiempo con un registro de 22.46 en la meta de La Guardia. Estuvo primero hasta que su hermano Adam, compañero suyo en el equipo Mitchelton, superó su tiempo con 22.40, seis segundos menos que le permitieron liderar la contrarreloj, pese a que por detrás sentía la presión de los favoritos.

Así, el español Pello Bilbao, uno de los líderes del Astana, completó una excelente labor y se quedó a cuatro segundos de Adam Yates, pero aún faltaba por llegar el grupo de los favoritos. Steven Kruijswijk fue el primero en rebasar a Yates con 22.34, pero después llegó Izagirre y lo bajó en una décima, pero por detrás quedaban dos “extraterrestres” Jakob Fuglsang y Tim Wellens, pero este último no dio opción y se despidió con un éxito del mar de olivos.

Fueron dos jornadas en las que los aficionados disfrutaron con un espectáculo de los corredores y donde el italiano Mateo Trentin y Tim Wellens se convirtieron en los ganadores de las etapas con sello jiennense. Ahora quedan dos etapas en las que se decidirá la clasificación general de La Vuelta Ciclista a Andalucía. Un punto y seguido al paso de esta gran competición por la provincia que cada año goza de un mayor protagonismo por las grandes etapas que puede aportar.