Seis euros por tonelada de aceite hasta 2024

Agricultura prorroga la norma para promocionar el producto con la división en dos cuotas

10 jul 2019 / 16:34 H.

El Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación hizo pública la propuesta de extensión de norma y la aportación económica obligatoria de seis euros por tonelada de aceite, solicitada por la Organización Interprofesional del Aceite de Oliva Español en la Asamblea General del 23 de abril de 2019, que pretende promocionar, mejorar la información y realizar programas de investigación del aceite de oliva español.

La aportación se divide en dos cuotas. La “cuota de producción y elaboración”, que se aplicará a todo el aceite de oliva producido en España y se devengará en el momento de su salida de la almazara o desde las instalaciones de terceros donde esta tenga el aceite propio depositado, cualquiera que sea su destino —fuera de las fronteras de España— y, siempre que dichas salidas se realicen dentro del período de vigencia de la extensión de norma, con independencia del año de producción del aceite.

El obligado al pago de esta cuota es el titular de la almazara que produzca el aceite, salvo en los casos de servicio de molturación a terceros, en los que el obligado al pago de la cuota será la almzara que presta el servicio de molturación. A su vez, la “cuota de comercialización” se aplicará a todo el aceite de oliva comercializado en España. El importe se devengará, con carácter general, en el momento de la entrada en las instalaciones de la entidad compradora que recepcione el aceite procedente de la almazara que lo produjo, siempre que dicho movimiento se realice dentro del período de vigencia de la extensión de norma y con independencia del año de producción del aceite. El obligado al pago será el titular de la entidad compradora.

La extensión de la norma se aplica a las próximas cinco campañas, desde el 1 de octubre de 2019 hasta el 30 de septiembre de 2024. Según el Ministerio, la extensión busca varios objetivos, como informar y sensibilizar al consumidor sobres los aspectos nutricionales del aceite oliva; dar transparencia al sector; promover la optimización de la calidad y la seguridad; y adaptar nuevas medidas para adoptar la oferta.

La promoción se estructurará desarrollando acciones destinadas al mercado interior y acciones dirigidas a los mercados exteriores. Se desarrollarán nuevas acciones de información y promoción orientadas al consumidor final, a los responsables de compras del hogar, de la distribución, de la restauración a los creadores de opinión en el ámbito de la salud y la gastronomía. El principal grupo objetivo son los nuevos consumidores, debido a algunos factores como el cambio en los hábitos de consumo, la creciente valoración de las dietas saludables, la demanda de información por parte del consumidor y las nuevas vías de comunicación, según el Ministerio.

Para alcanzar una mayor transparencia, la Interprofesional del aceite popone el seguimiento específico de los mercados, mediante estudios, análisis e investigación. Asimismo, la organización propone adoptar otras iniciativas para completar la información del mercado interior y promover un mejor conocimiento de los mercados internacionales, por parte de todos los agentes que intervienen en el sector.