URGENTE

Renace el interés en edificar el hotel de gran lujo en Ifeja

La familia Rentero mantiene contactos con un grupo inversor de Cataluña
  • INSTALACIONES. Vista del Recinto Provincial de Ferias y Congresos.
    INSTALACIONES. Vista del Recinto Provincial de Ferias y Congresos.

Los planes de la familia Rentero, propietaria de hoteles en Úbeda y Linares, pasaban por haber inaugurado su primer establecimiento en la capital hace una década. En 2006, esta empresa trabajaba con la idea de comenzar las obras del proyecto al año siguiente. Carlos Rentero recuerda que se solventaron todos los trámites necesarios con la Gerencia de Urbanismo para ello. Fue la crisis económica la que enfrió esta inversión, que rondaba los 16 millones de euros, con la que se quería haber levantado un hotel de cuatro estrellas, con el marchamo de gran lujo. La propuesta vuelve a tomar bríos, al menos hay conversaciones serias para ello, según confirma Rentero.

La sociedad jiennense mantiene contactos con un solvente grupo catalán para hacerse con la parcela y levantar allí el inmueble, que, sobre el papel, está planteado desde hace más de una década. El lugar elegido tiene muchas posibilidades, puesto que está junto al Recinto Provincial de Ferias y Congresos, en las inmediaciones del estadio del Real Jaén, y bien conectado con la zona norte y la sur del casco urbano. En la primera se construye el centro comercial Jaén Plaza, que será el mayor de la provincia, y, a escasa distancia del solar se edificará el Palacio de Deportes Olivo Arena, destinado a ser la casa del Jaén Paraíso Interior Fútbol Sala y acoger grandes citas de otras disciplinas y también culturales, ya que, si se desmontan sus gradas, tiene capacidad para acoger, por ejemplo, conciertos de hasta 10.000 espectadores. En esta parte de la ciudad, donde se ubica la delegación provincial de la Radio Televisión de Andalucía, se celebran también grandes citas empresariales, como Expoliva y otras ferias sectoriales.

En cuanto a tipo de negocio, la apuesta original llegó a tener hasta nombre, Don Luis, en homenaje al empresario linarense y el cabeza de familia Luis Rentero Suárez. Según las primeras estimaciones, para atender al establecimiento harían falta en torno a setenta puestos de trabajos directos, además de otros muchos eventuales que generarán otros servicios. El objetivo era dotar al inmueble de un centenar de habitaciones y, en cuanto al diseño, se contempló como una apuesta llamativa, una torre semejante a una “j”, inicial de Jaén. Se habló también de un complejo con tres piscinas, una en la terraza, otra en el jardín y una última climatizada, además de dos salones, con capacidad para unas dos mil personas y dos cafeterías y dos bares. Carlos Rentero cree que, si finalmente hay acuerdo, no debe de ser muy complicado obtener la correspondiente licencia de obra y comenzar los trabajos a la mayor brevedad. Por el momento, los propietarios del terreno ya están retirando olivos y acondicionando el terreno para facilitar los posteriores avances de la obra, si, finalmente, las conversaciones llegan a buen puerto.

De llegar a abrir sus puertas, la oferta hotelera de la capital se vería reforzada de manera importante con un establecimiento que tiene vocación de ser “un referente de la provincia”.