URGENTE

Récord de multas de tráfico con más de 97.900 denuncias

El exceso de velocidad supone el 72 por ciento de la sanciones
  • VIGILANCIA. Un agente de la Guardia Civil maneja un radar móvil en uno de los controles de velocidad efectuados en la provincia.
    VIGILANCIA. Un agente de la Guardia Civil maneja un radar móvil en uno de los controles de velocidad efectuados en la provincia.
Las cifras
70.759
Son las sanciones impuesta en 2016 por exceso de velocidad, lo que supone un 72 por ciento del total.
12.778
Multas relacionadas con las irregularidades relacionadas con la reglamentación del vehículo (ITV y seguro).
309
Son las infracciones que se han impuesto por conducción negligente o temeraria.

Nunca se habían puesto tantas multas de tráfico en las carreteras de la provincia como en 2016. El año pasado, se batió el récord absoluto con 97.995 denuncias a conductores que se saltaron el Código de Circulación, bien de forma involuntaria o bien por simple temeridad. Esos son los expedientes que se tramitaron en la Jefatura Provincial de la DGT por infracciones cometidas en Jaén. Si se realiza una sencilla división, la conclusión es que la Guardia Civil impuso una media de 272 sanciones al día en la provincia, una cifra que es muy superior a la registrada en ejercicios anteriores. Y es que, hasta ahora, el año en el que se contabilizaron más multas de tráfico en Jaén fue 2013, con 67.692. En 2015, fueron 65.870.

El incremento no es algo exclusivo de Jaén, sino que se ha producido en toda España. ¿Por qué? Tráfico ha hecho especial hincapié en perseguir determinadas conductas que están detrás de la mayoría de los accidentes. Se realizan más campañas específicas de vigilancia y, por lo tanto, se detectan más infracciones. La ecuación es muy sencilla.

Lo que no ha cambiado es que el exceso de velocidad vuelve a ser la sanción más repetida. Y es que el 72 por ciento de las multas impuestas a lo largo del año pasado recayeron en conductores que fueron sorprendidos pisando el acelerador más de la cuenta en las carreteras. Y es que hay que tener en cuenta que en esta estadística no se contabilizan a aquellos que son “cazados” en los cascos urbanos de los municipios.

Más de 70.700 personas recibieron la foto que a nadie le gusta. Un radar les echó un retrato cuando conducían y superaban los límites de velocidad permitidos. Y el dispositivo que más funcionó a lo largo del año 2016 fue el instalado en la Autovía a Granada, en el Puerto Carretero. Ese cinemómetro “cazó” a 31.526, es decir, casi la mitad de todos los multados en Jaén por hundir el pie en el acelerador. Ese radar es uno de los 25 de toda España más activos en el pasado ejercicio. El dato es cuanto menos llamativo porque se trata de uno de los primeros aparatos que se instaló, es decir, es muy conocido y, además, está bien señalizado.

Tras el exceso de velocidad, la segunda infracción más común en las carreteras de la provincia son las irregularidades relacionadas con la documentación del coche. Esto es, no tener los papeles en regla. La más frecuente es no llevar al día la Inspección Técnica de Vehículos (ITV). Una infracción que se ha disparado en los últimos años debido al envejecimiento del parque automovilístico y a la crisis económica. Otra de las sanciones que más ha crecido en la provincia es la falta de seguro obligatorio (2.457).

Otro de los datos que llama la atención es que hubo más de 2.000 conductores que fueron “cazados” cuando circulaban sin cinturón de seguridad o sin casco; y otros 1.418 dieron positivo en un control de alcoholemia o drogas. En los últimos años, Tráfico ha hecho especial hincapié en perseguir este tipo de conductas como el consumo de bebidas o las distracciones al volante. En 2016, más de 750 personas fueron multadas por usar el teléfono móvil, un número inferior al de ejercicios anteriores.

Un accidente causa retenciones de siete kilómetros en Despeñaperros

Despeñaperros siempre es un punto crítico de la red de carreteras en la provincia. Cualquier accidente, por leve que sea, puede complicar mucho la circulación en aquellos días en los que se incrementa de forma notable la intensidad de tráfico. Y es, precisamente, lo que ocurrió ayer por la tarde, en plena hora punta de la “operación salida”. Alrededor de las cinco y diez, un vehículo se salió de la vía y quedó atravesado en mitad de la calzada. Fue en el kilómetro 256, en sentido hacia Sevilla. Fue un accidente de los denominados “de chapa y pintura”, sin heridos y con escasos daños materiales. Sin embargo, lo que se produjo fueron retenciones importantes. La larga hilera de vehículos llegaba hasta el kilómetro 263, según confirman fuentes de Subsector de Tráfico de la Comandancia de Jaén. Los agentes, desplazados sobre el terreno, trabajaron con celeridad y pudieron solventar la situación en muy poco tiempo. Apenas una hora después, la circulación en Despeñaperros se normalizó. Y eso que se registraron “picos” de tráfico de casi 3.000 vehículos a la hora. Fue la incidencia más destacada de una jornada en la que no se registraron otros problemas. Se circuló con fluidez por la A-44 y por la carretera de acceso al Santuario de la Virgen de la Cabeza.