URGENTE

Por un apoyo firme a la pública

La Junta de Personal Docente recrimina su progresivo desmantelamiento, con el cierre en Infantil de 13 líneas
|
27/06/2019
  • MOVILIZACIÓN. Participantes en la protesta convocada por la Junta de Personal Docente a las puertas de Educación.
    MOVILIZACIÓN. Participantes en la protesta convocada por la Junta de Personal Docente a las puertas de Educación.

Un “apoyo inequívoco” ante el progresivo desmantelamiento en la enseñanza pública. Eso es lo solicitaron integrantes de la Junta de Personal Docente de centros públicos no universitarios de la provincia a las puertas de la delegación territorial de Educación, que tenía como principal objetivo “denunciar la pérdida de unidades en Jaén y en toda Andalucía”. En concreto, según explicó Sebastián Vallecillo, presidente de este órgano, en los últimos diez años han desaparecido en la comunidad 1.117 unidades, mientras que en la concertada han aumentado 181 en el mismo periodo, sobre todo en las ciudades grandes y medias, a pesar de un contexto de fuerte descenso de la natalidad. “De estos datos se deduce claramente que la crisis económica y demográfica ha sido asumida casi en su totalidad por la Educación Pública”, destacó durante la lectura de un manifiesto.

En el caso de la provincia, la supresión de unidades se repetirá de nuevo, con al menos 13 líneas de Infantil en las escuelas infantiles Martínez Montañés, de Alcalá la Real; Francisco Soriano Serrano, de Jódar, y San Fernando, de Martos; los Centros de Educación Infantil y Primaria Román Crespo Hoyo, de Castellar; Virgen de la Fuensanta, de Fuensanta de Martos; Alfredo Cazabán, de Jaén; Padre Rejas, de Jamilena; Manuel de la Chica, de Mengíbar; Antonio Machado, de Solera, y Pero Xil, de Torreperogil, así como los colegios públicos rurales (CPR) Guadalquivir, de La Quintería; Guadalquivir, de Los Villares de Andújar, y Santa María de la Peña, de Segura de la Sierra.

Además, “en los semi-D (colegios que ofertan también primer ciclo de Educación Secundaria Obligatoria), hay tres que se cierran en la provincia. En el colegio Alfonso García, de la Estación Linares-Baeza, se suprime simultáneamente primero y segundo de ESO y se traslada el alumnado a IES Reyes de España, de Linares, mientras que se ha suprimido primero en los CEIP Ruiz Jiménez y Santa Capilla de San Andrés, en Jaén, cuyos estudiantes pasan al IES San Juan Bosco.

En todo caso, el presidente de la Junta de Personal Docente auguró que los datos más alarmantes serán en Primaria, aunque recriminó que, hasta el momento, la Administración “no ha querido facilitarlos”. Ahí entiende que es donde se dará un mayor cierre de unidades. Tampoco disponen de los relativos al resto de etapas educativas, en lo que calificó de “una falta de respeto”.

Vallecillo indicó, además, que cada año hay algún CPR que cierra en la provincia y defendió su mantenimiento por encima de “criterios economicistas” para facilitar la enseñanza en estas zonas rurales, donde “las familias están muy contentas con la atención”, entre otras cosas, porque “suelen tener una ratio baja” de estudiantes. De esta forma, el representante de los docentes reclamó “una política inequívoca de apoyo a la educación pública”: “Es la única que puede garantizar la igualdad la equidad de oportunidades, destinando muchos más recursos, pero reales ante la dejadez que sufre en todos los ámbitos”.

Entre otras medidas, reivindicó la disminución de la ratio en todos los niveles, la reducción del horario lectivo, la atención a la diversidad en condiciones dignas, el aumento de aulas específicas, la ampliación de las horas de apoyo educativo y que se mantengan las plantillas del profesorado. “Esta última más que necesaria para mejorar la atención del alumnado, los resultados académicos y el logro del tan ansiado objetivo de reducción de los niveles de absentismo. Por último, Sebastián Vallecillo mostró, en nombre de la Junta de Personal, el apoyo y solidaridad a los centros afectados y su compromiso a secundar cuantas movilizaciones sean necesarias”.

sindicatos participantes

La Junta de Personal Docente de centros públicos no universitarios de la provincia está representada por seis sindicatos de enseñanza, Anpe, Apia, CC OO, CGT, CSIF y Ustea, a los que ayer también se sumaron los compañeros de educación de UGT. En total, el colectivo representa a más de 8.000 docentes de centros públicos y está destinada a la defensa del profesorado y a la mejora de la calidad de la enseñanza en la provincia.

situación en bachillerato

El presidente de la Junta de Personal Docente de centros públicos no universitarios, Sebastián Vallecillo, destacó el aumento en la oferta en Formación Profesional en la privada en detrimento de la que se hace en la pública, lo que implica un esfuerzo económico de las familias. “Preocupa enormemente que se hable de la concertación en el Bachillerato, ya que sería nefasto para esta etapa con cierre de unidades”, manifestó Sebastián Vallecillo.