Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
05:04
h
URGENTE

“No vamos a desembolsar un sobrecoste tan desmesurado”

Propietarios denuncian la desviación del 82% en el residencial Fuente del Rey
  • DESCONTENTO. Propietarios asistentes a la reunión celebrada en la Casa de la Juventud.
    DESCONTENTO. Propietarios asistentes a la reunión celebrada en la Casa de la Juventud.

Vamos a continuar hasta el final, aunque haya que llegar hasta el juzgado”. Así se pronunció Santiago Collado, presidente de la asociación Fuensomella, que representa a los propietarios de la Fuente del Rey, después de la asamblea mantenida anoche en la Casa de la Juventud. Los ánimos estaban caldeados por la decisión del Ayuntamiento de liquidar, “al cabo de años sin hacer nada”, las obras de la urbanización. Collado fue muy gráfico, con un símil gastronómico. “Pagaremos lo que nos hayamos comidos, pero aquí hay cosas incomestibles”, dijo. Con esta frase se refería a que, según los datos que maneja, aportados por la Intervención municipal, el coste de los trabajos ha pasado de los alrededor de 3,6 millones de euros previstos en un principio a más 6,6, lo que representa, conforme a sus cálculos una desviación del 82%. “No estamos dispuestos a abonar un sobrecoste tan desmesurado”, prosiguió el dirigente.

Collado detalló que por el momento solo se han recibido notificaciones sobre la liquidación, contra la que se presentó un recurso de reposición. El presidente de “Fuensomella” detalla que a quienes preguntaron extraoficialmente por el importe que se les pretende repercutir como parcelistas se dejó claro que las cantidades serán “importantes”. Agrega que ya ha habido una primera toma de contacto con el alcalde, Carlos Hinojosa, y el concejal de Urbanismo, José López, que, de acuerdo con Santiago Collado, se mostraron dispuestos a negociar. “Dijeron que al presentar el recurso nos darían información, pero todavía estamos esperando”, continúa.

La intención del colectivo es defender que se hagan unas liquidaciones justas. Por ello, prevé repasar, de manera exhaustiva, las cantidades consignadas como gastos de la urbanización y solo aceptar los justificados. En cuanto al hecho de que se activara el proceso a pesar de la cercanía de las elecciones municipales, Collado indica que él ha preguntado y que, aunque no hay respuesta, todo apunta a que es una medida para evitar una prescripción. Ahora, el colectivo está a la espera de que el Ayuntamiento “mueva ficha”. Lo que sí garantiza es que cualquier decisión se someterá antes a la asamblea para que sea consensuada. De las 240 parcelas a la reunión de anoche asistieron los dueños de más de cien, entre quienes acudieron y quienes delegaron para que los representaran.

deficiencias. Santiago Collado recuerda que los trabajos de construcción empezaron hace casi veinte años. Sostiene que la segunda fase, ejecutada por la cooperativa Santo Domingo de Silos, está mucho mejor hecha que la primera “aunque no es perfecta”. Parcelistas vertieron en la asamblea una cascada de críticas por las deficiencias con la imposibilidad de tener fibra y problemas con la pavimentación, los acerados y los saneamientos, entre otras cuestiones. A juicio del presidente de la asociación Fuensomella existe una clara “dejación de funciones” desde el punto de vista técnico y se pedirán explicaciones y soluciones a los defectos, pues, en realidad, la urbanización no está acabada.