“No más muertes en el trabajo”

Comisiones Obreras y Unión General de Trabajadores se concentran tras el accidente laboral mortal de Pozo Alcón

13 jul 2019 / 11:15 H.

Un grito al cielo que busca terminar con los accidentes laborales. Esto es lo que se vivió en la Plaza de las Batallas, a las puertas de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, donde se concentraron decenas de personas para poner de manifiesto el peligro latente que se esconde tras los accidentes laborales, decir “basta ya” y exigir más medidas de seguridad para que cesen.

El motivo de esta concentración es el último accidente laboral registrado en la provincia, concretamente en Pozo Alcón. Allí, un hombre, baezano de 57 años, falleció tras impactar contra el suelo al caerse del andamio sobre el que acometía labores de acondicionamiento y mejora de las instalaciones del Colegio de Educación Infantil y Primaria Nuestra Señora de los Dolores, situado en la calle del Santo del citado municipio. Las obras estaban incluidas en el proyecto de adecuación del centro financiado por la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía, a través de la Agencia Pública Andaluza de Educación, con una inversión superior a 215.000 euros. Los trabajos de reforma, enmarcados en el Plan de Infraestructuras Educativas 2017-2018, comenzaron el pasado domingo y estaban a cargo de la empresa Servicios Generales Constructivos S. L. El coordinador provincial de Comisiones Obreras (CC OO), Francisco Cantero, lo tiene bastante claro, desde el sindicato “piden responsabilidades tanto a la Junta de Andalucía como a la empresa adjudicataria del proyecto”. En concreto, Cantero considera que el obrero “se encontraba trabajando sin ninguna medida de protección”. Por todos estos motivos, el sindicato, junto con Unión General de Trabajadores (UGT), convocaron una concentración en la Plaza de las Batallas como acto de repulsa ante los accidentes.

“No más muertes en el trabajo”. Esto rezaba la gran pancarta que CC OO desplegó a las puertas de la Delegación de la Junta en la provincia. Tras ella se colocaron decenas de personas que lo único que piden es que no se produzcan más accidentes de este tipo y que se establezcan medidas de seguridad en materia de prevención. Asimismo, tal y como anunciaron desde CC OO, el caso de la muerte de este vecino de Baeza irá tanto a la Fiscalía como a la Inspección de Trabajo. Además, desde el sindicato también hicieron hincapié en que el fallecido y otro operario trabajaban en horario de tarde, a pesar de que “desde el 1 de julio se encuentra en vigor en la provincia el horario intensivo en el sector de la construcción”. De esta manera, se entiende que la jornada laboral debe transcurrir entre las siete de la mañana y las dos de la tarde, por lo que desde CC OO señalan que la empresa “no había pedido autorización para no respetar esta limitación en el horario”.

“No podemos seguir con estas pérdidas”, indicó el secretario provincial del sindicato, que considera importante que se castigue a las empresas “que incumplan la ley”. “Hay sentencias firmes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía por incumplimiento de convenios y hay que conseguir que estas empresas no vuelvan a ser adjudicatarias”, expone Cantero.

Con este espíritu se concentraron ayer para hacer de la Plaza de las Batallas un escenario de reivindicación en el que, entre otras cosas, se exigieron más derechos laborales, medidas preventivas y un mayor control de las administraciones públicas sobre las empresas adjudicatarias de las obras.

SIETE DESDE FEBRERO. Los accidentes laborales que tuvieron el peor desenlace ya alcanzan, con este último, los siete. El registro de muertes se abrió casi dos meses después de empezar el año, concretamente el 24 de febrero, cuando un hombre perdió la vida tras volcar su elevadora en Arjona.