Actualizado
lunes, 19 agosto 2019
21:47
h
URGENTE

Más de un millar de alumbramientos en el primer semestre de este año

El Materno-Infantil de la capital jiennense registra una media de 6,5 partos diarios, que supone una cifra similar a las de 2015
|
08/07/2016
  • Image

El Hospital Materno-Infantil del Complejo Hospitalario de Jaén atendió durante el primer semestre de este año un total de 1.155 nacimientos, lo que supone una media diaria de casi 6,5. Esta cifra es similar al mismo período de 2015, cuando tuvieron lugar un total de 1.167 alumbramientos, es decir, 12 más. Las madres que decidieron utilizar la anestesia epidural en los seis primeros meses de 2016 en este centro sanitario de la capital jiennense del Servicio Andaluz de Salud (SAS) fueron 665, lo que significa el 58,2% de los 1.142 partos atendidos, entre los que 13 fueron múltiples, todos ellos de gemelos o mellizos. Solo fue necesario llevar a cabo cesárea en el hospital público de Jaén durante el primer semestre de este año a 155 gestantes, lo que supone un 13,5% del total, mientras que los partos espontáneos fueron 987, es decir, el 86,5% restante.

Elegir el modo en que la mujer desea recibir este tipo de atención sanitaria es una de las medidas incluidas en el Plan de Parto y Nacimiento de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía ofrecida por el Complejo Hospitalario de Jaén, porque permite que las gestantes expresen por escrito cómo quieren hacerlo.

Silla vertical

El hospital público de la capital jiennense cuenta en su área de paritorio con una silla vertical para permitir que la mujer que lo desee pueda hacer uso de esta posición, siempre que el proceso presente unas características adecuadas para este tipo de alumbramiento. El Proyecto para la Humanización de la Atención Perinatal tiene varios objetivos específicos, como la participación de la madre y la adecuación del entorno físico para su comodidad y seguridad durante el alumbramiento, la promoción de la lactancia materna desde el respeto de la decisión de la mujer, disminuir las intervenciones innecesarias especialmente en el uso de las ecografías, las cesáreas, las episiotomías y el rasurado perineal, promocionar una atención multicultural del embarazo, parto y puerperio y desarrollar medidas que contribuyan a fomentar la participación del hombre en el proceso de crianza. Esta iniciativa pretende informar, facilitar, proponer y respetar la experiencia natural del parto. Las mujeres tendrán la capacidad de decidir con antelación la posición que quieren adoptar para dar a luz, pueden dejar constancia de sus preferencias en cuanto a la participación de su pareja, el tratamiento y el manejo del dolor y, una vez que se haya producido el parto, la higiene del bebé y la alimentación.