URGENTE

Marmolejo pide la exhumación e identificación de restos de maquis hallados en una fosa

Podría tratarse de los maquis asesinados en enero de 1944 en el cortijo de Loma Candelas, junto con el casero
|
11/04/2016
  • Panorámica de Marmolejo.
    Panorámica de Marmolejo.

El Ayuntamiento de Marmolejo ha solicitado a la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía la exhumación e identificación genética de los restos hallados en una fosa común en el cementerio, que probablemente sean los de los maquis asesinados en enero de 1944 en el cortijo de Loma Candelas, junto con el casero. El pleno municipal dio luz verde a esta solicitud en una propuesta de Alcaldía aprobada por unanimidad a finales del pasado enero y ya se han iniciado los trámites ante el Gobierno autonómico para hacerla efectiva, según ha explicado este lunes a Europa Press el concejal de Obras Públicas, Servicios, Cultura y Patrimonio Histórico, Rafael Valdivia.

“Estamos en contacto con la dirección general y hay compromiso y voluntad para que financie la exhumación”, ha resaltado el edil, quien ha añadido que están a la espera de la propuesta de intervención que han solicitado el equipo técnico del Foro de la Memoria de Andalucía que en diciembre de 2014 halló la fosa y los restos, de modo que una vez la reciban y analicen puedan remitirla a la Junta. Sobre plazos, Valdivia espera “tener algo concreto antes de finales de año”, punto en el que ha indicado que “no debe haber problema”, ya que el enterramiento está “muy localizado, los restos aparecieron como estaba documentado” y se está trabajando “con todos los familiares, que son los principales afectados”, quienes ya “han dado su consentimiento”.

Fue en la madrugada del 8 de enero de 1944 cuando una veintena de números de la Guardia Civil de los puestos de Arjona, Arjonilla y Marmolejo rodearon el Cortijo de la Loma Candelas, a pocos kilómetros de esta última población, donde se ocultaban cuatro maquis, según se narra en la citada propuesta de Alcaldía. “Lanzaron bombas de mano sobre el mismo y comenzaron a disparar. Tras un tiroteo inicial, donde utilizaron a la mujer del casero y de sus hijas (una de ellas fue herida en un muslo) como señuelo para hacerlos salir del cortijo, todos los huidos y el casero fueron literalmente acribillados a balazos por las fuerzas represivas”, expone. En el suelo quedaron los cuerpos sin vida de Juan Cachinero Montoro (Cardeña), Baldomero Arévalo García (Marmolejo), los hermanos Mateo y Manuel Alcalá Cabanillas (Bujalance) y el casero de Loma Candelas, Ramón Lara Gómez (Marmolejo). Los cadáveres “fueron expuestos públicamente” en el patio del Ayuntamiento” por la mañana, hasta que sobre las 14,00 horas varios guardias municipales y de campo así como la novia de una de las víctimas los identificaron. Al día siguiente se realizaron las autopsias y se inhumaron en el cementerio ‘quedando sepultados en el primer patio a doce pasos de la pared de los nichos frente al número de estos cincuenta y seis de la parte sur’.