URGENTE

Liberadas tres jóvenes que eran obligadas a prostituirse

La Policía Nacional detiene a las dos mujeres que ejercían como proxenetas
  • OPERACIÓN “BLASCO”. Las pesquisas de la Policía se mantienen abiertas.
    OPERACIÓN “BLASCO”. Las pesquisas de la Policía se mantienen abiertas.

La Policía Nacional ha detenido a dos mujeres, Carmen M. N. y Macarena R. C., acusadas de delitos relativos a la prostitución, corrupción de menores y trata de seres humanos con fines de explotación sexual. Presuntamente, obligaban a tres jóvenes a prostituirse en una vivienda de Linares. Dos de ellas eran menores de edad, de tan solo 15 y 16 años, mientras que la tercera contaba con 19. Los investigadores sostienen que las tres víctimas pertenecen a familias desestructuradas y fueron captadas aprovechando su vulnerabilidad y su mala situación económica.

La investigación, bautizada como operación “Blasco”, comenzó a raíz de una denuncia de los Servicios Sociales. Los técnicos pusieron de manifiesto que una adolescente de 15 años podría estar siendo explotada sexualmente. La Policía consiguió localizar a la menor. La chica narró a los agentes cómo las dos detenidas la captaron y consiguieron que realizara servicios sexuales a cambio de dinero. Para ello, le realizaron fotos sugerentes con ropa provocativa y publicaron las imágenes en varias páginas webs de anuncios de prostitución. En ellos, la hacían pasar por una joven de 22 años.

Posteriormente, los investigadores localizaron a otras dos posibles víctimas más, que fueron localizadas y que también confirmaron que estaban siendo obligadas a prostituirse por las arrestadas.

A partir de ahí, las pesquisas se centraron en Carmen M. N. y Macarena R. C. Los agentes determinaron que ambas regentaban un piso prostíbulo en una ciudad de la provincia, donde las tres víctimas realizaban los servicios sexuales. Del mismo modo, la Policía comprobó que, incluso, las menores eran llevadas a otros municipios para que se prostituyeran. Las dos detenidas ofrecían a las chicas a través de internet y negociaban el precio y el cobro con los clientes. Ejercían como proxenetas. Presuntamente, iban un paso más allá. Y es que presionaban a la víctimas y las amenazaban para que mantuvieran en secreto lo que estaba ocurriendo con ella. Una vez que los agentes consiguieron reunir todos los indicios, procedieron a la detención de Carmen M. N. y Macarena R. C., a las que se acusa de delitos de trata de blancas, corrupción menores y relativo a la prostitución. Ninguna cuenta con antecedentes previos, tal y como confirman las fuentes consultadas. La operación “Blasco” continúa abierta. Y es que no se descarta la participación de más implicados en los hechos, así como que haya más víctimas que hayan sido explotadas sexualmente.

Esta investigación es uno de los grandes éxitos policiales en la lucha contra la trata de seres humanos en la provincia. Se enmarca en el plan integral de la Policía Nacional contra la explotación sexual, que se puso en marcha en 2013. En las próximas semanas, está previsto un juicio en la Audiencia por un delito contra los trabajadores extranjeros. Presuntamente, vino a España para trabajar, pero, en realidad, tenía que prostituirse para pagar una supuesta deuda.