La “promesa” de Moreno con la Presa de Siles, en su mesa

Asaja envía una carta al presidente de la Junta para que desbloquee la situación

18 ene 2019 / 17:11 H.

Fue el 4 de octubre. El presidente del PP andaluz, Juan Manuel Moreno Bonilla, mientras que el adelanto electoral sobrevolaba la actualidad política, viajó hasta la Sierra de Segura para hablar de la que, sin duda, es una de las infraestructuras más demandadas y polémicas de las últimas décadas en Jaén: la presa de Siles. Aquel día su mensaje fue directo: “Si tengo el respaldo y soy el presidente, primero vamos a delimitar las zonas regables, en la primera semana que yo haya tomado posesión como presidente de la Junta de Andalucía e inmediatamente nos vamos a poner a trabajar para construir lo que son las canalizaciones para el riego”. Literalmente lo dijo y, a pocas horas de su toma de posesión como presidente de la Junta prevista para hoy, colectivos sociales ya le han puesto este asunto sobre la mesa de su despacho. Para no perder tiempo.

Asaja-Jaén le envió una carta a Juan Manuel Moreno para solicitarle que “desbloquee cuanto antes la kafkiana situación que asola a los riegos de la Presa de Siles”. La organización agraria “confía” en que la misiva sea uno de los primeros documentos que encuentre sobre la mesa una vez que tome posesión de su cargo y, en ella, le recuerda su compromiso con los regantes de la zona durante su última visita a la sierra en la campaña electoral. Como explican, en esta carta, Asaja le insta a que la Junta cumpla lo que no cumplió durante el Gobierno de Susana Díaz: “No es otra cosa que ejecutar lo aprobado en el Congreso de los Diputados a través de una Proposición no de Ley en la que se aprobó, por un lado, la solicitud al Gobierno central de declaración de interés general de las conducciones de riego y, por tanto, su posterior ejecución y, por otro lado, la delimitación de la zona regable de la presa”.

“Ante la callada como única respuesta que hemos obtenido por parte de Susana Díaz, confiamos en que esta vez sí se cumplan las promesas y que el nuevo presidente, en el menor tiempo posible, cumpla con lo prometido durante su visita a la zona y mueva ficha para que se desbloquee la inconcebible situación”, destaca Luis Carlos Valero, gerente de Asaja.

La Asociación de Regantes de la Presa de Siles trajo hasta la capital a unos 400 agricultores para protestar por la situación que arrastra esta comarca que, a pesar de contar con esta infraestructura tras más de dos décadas de lucha, no pueden utilizar sus aguas para los campos, por no disponer de las canalizaciones. En su ruidosa y combativa concentración, Asaja y la asociación exigieron que, con urgencia, se ejecuten las obras de las conducciones y así poder poner en servicio esta infraestructura. “No vamos a parar hasta que se nos oiga, porque queremos que se cumpla la voluntad del pueblo y que los políticos dejen de hacer oídos sordos”, aseguró José María Ferré, presidente de la asociación. “Es necesario que los políticos se den cuenta de que el agua es algo tan vital como para ellos lo es el sueldo que cobran cada mes”, añadió.