La Junta declarará El Pósito Lugar de Memoria Democrática

El consejero de Fomento destaca el legado de la minería en la provincia de Jaén

27 oct 2018 / 16:21 H.

El Pósito, antiguo depósito de cereal de Linares, fue utilizado durante la dictadura franquista como cárcel. Con la democracia se le dio un uso cultural y turístico, que es el que tiene hoy. Pero ese pasado de hasta hace unas décadas no caerá en el olvido ya que, según anunció el consejero de Fomento y Vivienda, Felipe López García: “Será declarado, por parte del Consejo de Gobierno de la Junta, como Lugar de Memoria Democrática”. Recordó que fue un lugar de triste memoria y es hoy “un espacio abierto al conocimiento y a los valores de la sociedad democrática”. Según el consejero, El Pósito “es un edificio notabilísimo, desde el punto de vista arquitectónico y sus raíces entroncan con los afectos, los sentimientos, la historia que hay que conocer para valorar y preservar, para intentar que no se reproduzca” en un futuro.

Felipe López dijo también que el catálogo digital de Lugares de Memoria Histórica en Andalucía incluye el refugio antiaéreo de la plaza de Santiago, en la capital; los vestigios de la Batalla de Lopera y las fosas comunes de los cementerios de Andújar, Martos, Linares y Úbeda. A estos se le añadirán otros lugares, cuya fase de valoración ya finalizó, como son el convento de Santa Úrsula de Jaén, el campo de concentración de Santiago e Higuera de Calatrava y la cárcel vieja de Úbeda.

Respecto al congreso, López destacó en su intervención que más de 400 inmuebles de alto valor patrimonial para uso público y turístico “han sido reformados dentro del Programa de Rehabilitación del Patrimonio de Interés Arquitectónico, una veterana línea de actividad de la Consejería que ha recibido el reconocimiento de numerosos premios”. También subrayó el “valor del legado industrial y minero de Jaén para impulsar el desarrollo turístico”, pues, al igual que ocurre con la arquitectura agraria del olivar, estos edificios industriales —algunos de ellos, únicos en el mundo— “resultan fundamentales para explicar la configuración actual del territorio y del paisaje”. Añadió que se trata de “un paisaje no solo físico, sino también cultural, originado después de siglos de actividad minera, y muy especialmente tras el último periodo, entre los siglos XIX y XX”.

En la jornada participaron, con sus ponencias, representantes de distintas administraciones como José Manuel Colmenero, director general de Arquitectura; Fuensanta Plata, jefa del Departamento de Catalogación e Inventario de la Consejería de Cultura; María Gámez, jefa del servicio de Planificación Regional y Paisaje; Rafael Rascón, arquitecto municipal de Linares, y los miembros del Colectivo Arrayanes, Francisco Molina, José Susi, José Dueñas y Antonio Ángel Pérez. Asimismo, Rafael de Lacour, Eduardo Martín, Miguel Martínez y Antonio Palacios, de la Escuela de Arquitectura de Granada, explicaron su proyecto sobre el patrimonio minero.