Guardias civiles y policías “low cost” reclaman un sueldo justo

La Asociación de Cabos de la Benemérita en Jaén respalda este movimiento

22 ago 2017 / 11:30 H.

Un policía nacional y un guardia civil cobran de media, unos 600 euros menos que un agente de los Mossos d’Esquadra y la Ertzaintza. Sus funciones son las mismas y, aunque las policías autonómicas catalana y vasca tengan las competencias en sus territorios, no es extraño que estos servidores públicos trabajen juntos en ocasiones. Solo hay que ver la colaboración entre cuerpos a raíz de los atentados terroristas de Cataluña. Sin embargo, como explica la Asociación Profesional de Cabos de la Guardia Civil en Jaén, las retribuciones, lejos de aproximarse, se alejan cada vez más. No solo no se consigue la equiparación salarial, sino que el sueldo de los hombres y mujeres de verde y azul bajó, en 2005, un 5%, desde 2008. Solo arrancaron al Gobierno una mejora en la nómina de un punto en 2016 y otro en 2017. De ahí que, como explica el delegado de la APC en la provincia, el colectivo se haya sumado a este movimiento, surgido de un grupo de policías nacionales de una Comisaría de Palencia.

Con la idea de acabar con esta discriminación, el 15 de septiembre la capital palentina se constituirá la mesa de Castilla y León por la equiparación salarial de todas las policías de España en el que están invitados todas las autoridades y agentes sociales relacionados, así como todas las asociaciones profesionales del Instituto Armado y sindicatos que representan al Cuerpo Nacional de Policía. El representante jiennense de la ACP confía en que, en ese momento, se unan a las reivindicaciones la Asociación Unificada de la Guardia Civil y otras organizaciones policiales que, explica, todavía no se deciden a dar el paso.

Con el objetivo de lograr este fin, echó a andar Jusapol, una entidad que, como ya anuncian, dejará de existir en el momento que consiga su propósito. “No queremos ser la Policía ni la Guardia Civil ‘low cost’. No queremos reconocimientos por redes sociales”, aseguran en un comunicado en el que se hace hincapié en cuestiones que, en cualquier empresa, podrían ser escandalosas, como el hecho de que la paga extra no sea doble y que las horas extras dejan de abonarse hasta 300% por debajo de lo que ocurre actualmente. La última vez que los uniformados salieron a la calle para plantearse sus demandas fue en 2008 y, desde entonces, pocos logros pueden celebrar estos funcionarios que cobran, como los policías autonómicos, de partidas que salen de los Presupuestos Generales del Estado. Y, aunque parezca una obviedad, por si algún responsable público lo plantea, Jusapol deja claro que su intención no es que se igualen los sueldos a la baja. La demanda de los salarios, como el de la mejora de horarios y la posibilidad de mejorar la vida personal y laboral, son algunas cuestiones que siempre están en la lista de reivindicaciones que plantean muchos de los que trabajan en las comandancias y las comisarías que existen en España. En Jaén, hay 67 cuarteles de la Guardia Civil y la Policía Nacional está desplegada en la capital, Linares, Andújar y Úbeda.