URGENTE
  • pasión. César Carazo Gil disfrutando de otro de sus deportes preferidos, el senderismo.
    pasión. César Carazo Gil disfrutando de otro de sus deportes preferidos, el senderismo.

La noticia del fallecimiento de César Carazo Gil cayó como una jarra de agua fría en todo el deporte jiennense. El que fuera presidente del club Jaén Rugby desde el mes de abril no pudo terminar de preparar la nueva temporada con la entidad en la que llevaba trabajando cerca de ocho años.

El club se despidió de “Cesícar” con un emotivo comunicado escrito por Eduardo Sánchez, vicepresidente y mano derecha de Carazo en lo profesional, y a quienes unía una estrecha relación de amistad en lo personal.

“Amigo César, estabas preparando con muchísima ilusión la temporada, hablabas de nuestro proyecto con el mismo ímpetu, con la misma pasión y con la misma emoción a un político, que a un posible patrocinador, a un padre de la escuela o a un compañero abogado que te preguntaba cómo te metías en estos jardines. Llevabas tiempo irradiando rugby por los cuatro costados”, explicó Sánchez en nombre de todo el club tras aseverar que nadie estaba preparado para esta pérdida. Y es que César Carazo era una de esas personas a las que no se podía ver posando en el campo con el equipo para la foto, ya que mientras los jugadores disfrutaban de un mérito merecido el trabajaba para que nadie tuviese que preocuparse por el resto.

“Tengo que decir que resultó sorprendentemente fácil ‘liarte’ para esta nuestra historia en la que pusiste todo tu empeño desde el primer día. Como todos nosotros, estabas disfrutando cada fichaje, cada idea, cada pasito en nuestra nueva andadura. Va a ser muy difícil, César, no tenerte al lado mientras seguimos viendo crecer todo esto, no verte lo mismo lidiando con las más altas instancias, que ordenando las equipaciones de los niños o llenando cubos de cervezas y haciendo bocadillos para el tercer tiempo”, narra el comunicado.

Sánchez y la entidad jiennense asegurá que echarán de menos al “hombre César”, como decía su padre, pero también faltará su conversación, sus iniciativas, su serenidad, su templanza y su trabajo.