El triunfo de la humildad y el talento innato

El ganador de OT 2018, Famous Oberogo, señala a su familia como clave de su éxito

19 jun 2019 / 13:27 H.

Sus orígenes están en Nigeria, pero su marcado acento le delata. Famous Oberogo (1999) se crió en el municipio sevillano de Bormujos, al que llegó, junto a sus padres, con tan sólo seis años. Los sinuosos ritmos africanos corren por sus venas, y aunque sus progenitores no se dedicaron profesionalmente a la música —“mi padre tocaba el piano, pero muy poco”, explica—, su afición por el góspel y el soul surgió en el seno familiar, cuando aún era muy pequeño. “Mis padres siempre me han enseñado mucho sobre el afrobeat, y en esa época nacieron mis ganas de hacer música”, dice.

De su trayectoria, el gran público conoce a la perfección su paso por Operación Triunfo. El popularísimo “talent show” musical le ofreció la oportunidad de que un país entero conociera el talento que derrocha cada vez que se sube a un escenario y coge un micrófono. Su voz cálida, la vibración suave pero contundente de la misma, hace que los vellos se yergan sin remedio, que el corazón palpite con una intensidad fuera de lo común y que un ligero escalofrío recorra cada una de las vértebras. Si uno cierra los ojos al escucharle cantar, es capaz de imaginarse viajando a épocas anteriores, quién sabe si al propio Harlem de principios del siglo XX, quién si a la New Orleans de los años treinta de la misma centuria. Tales ingredientes le sirvieron para ganarse el afecto del público y proclamarme ganador de la edición del pasado año del concurso.

Y aunque ser “triunfito” le ha abierto muchas puertas, de seguro que el éxito del que ahora goza no habría llegado de no haber seguido sus impulsos desde pequeño y de no haber tenido una familia que le apoyara siempre.

Sus primeros pinitos en el mundo musical fueron en el coro de la iglesia a la que pertenecían sus padres, la conocida Believers LoveWorld. En el mismo empezó a cantar y a demostrar todo lo que podía dar de sí su portentosa y singular voz. Una vez decidido a cumplir su sueño de dedicarse profesionalmente a la música, dirigió su formación al mundo artístico, lo cual le llevó a cursar en su instituto el Bachillerato de Artes Escénicas. Después de graduarse, su paso por Operación Triunfo llegó casi de casualidad: “Tenía en mente la posibilidad de presentarme a los castings, pero prevaleció la decisión de irme a Inglaterra a seguir formándome musicalmente. No obstante, al final, acabé presentándome al concurso, y me encontré con que iba pasando las pruebas, hasta llegar a entrar a la academia”, explica el cantante.

A partir de entonces, la suerte ha sonreído a Famous, si bien hay quien sostiene aquello de que “cuanto más trabaja uno, más suerte tiene”. No en vano, sin la necesaria capacidad de sacrificio, este sevillano de origen nigeriano no habría sido capaz de conseguir integrar la flamante lista de ganadores de Operación Triunfo.

Su trayectoria profesional, dada su juventud, es corta, pero este año ya le ha dado para colaborar con el productor barcelonés Brian Cross en el videoclip “Time”, que verá la luz de forma oficial el próximo viernes, a pesar de que Famous ya ha mostrado parte del single en algunos conciertos. El éxito, se lo toma, sin embargo, con calma “gracias a mi familia”. Al respecto, asegura: “He tenido que enfrentarme a muchas cosas de golpe, como separarme de mi familia y pagar una casa, y todas estas responsabilidades me han ayudado a saber afrontar la vida con una mentalidad más madura”. Todo ello hace a Famous merecedor del Premio Jaén, Mar de Olivos.