Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
22:24
h
URGENTE

El meta Pickford es una mina para la selección de Inglaterra

Los ingleses eliminan a Colombia en la tanda de penaltis del Mundial

La selección inglesa se clasificó para los cuartos de final del Mundial de Rusia tras eliminar a Colombia en la tanda de penaltis (3-4) después de que el defensa azulgrana Yerry Mina forzase la prórroga en el último suspiro (1-1) con un gol de cabeza que a punto estuvo de quebrar la confianza del conjunto británico, merecedor del pase por el conservadurismo de su rival. Inglaterra tenía el triunfo en el bolsillo gracias a un gol de Harry Kane desde los 11 metros, pero el cuadro colombiano dijo su última palabra en el tiempo de prolongación. Cuando parecía que el choque acabaría 0-1, llegó el oportunismo de Yerry Mina para firmar su tercer tanto en este Mundial y llevar el partido a la prórroga. Ahí comenzó un nuevo choque, sobre todo por la falta de confianza que desprendieron los jugadores de Gareth Southgate, que se dejaron llevar en la fase más decisiva del encuentro. Sin embargo, Inglaterra aguantó las escasas embestidas de los cafeteros para conseguir el pase en la tanda de penaltis, una instancia que siempre se le dio mal a los británicos. De siete precedentes en la historia, solo una había resultado satisfactoria para Inglaterra, en 1996 ante España, pero el resto terminaron con la cruz de la moneda. Aupados por una excelente parada de Pickford a Bacca, los inventores del fútbol certificaron su presencia en cuartos 12 años después de su última presencia (Alemania 2006). Durante los 90 minutos, Inglaterra no necesitó alardes para ser superior a su rival, pero no terminó de encontrar el camino para resolver en el tiempo reglamentario. Los ‘pross’ pusieron más argumentos que el combinado cafetero, que lamentó la falta de su referencia James Rodríguez, el gran ausente del envite.

El centrocampista del Bayern Múnich, el jugador con más talento de toda Colombia, no pudo jugar por lesión y dio manga ancha a Inglaterra para adueñarse de la medular, donde se cocinó el partido además de por las bandas. Entre Trippier, Sterling y Kane buscaron las cosquillas a una defensa cafetera que apenas dejó ver sus costuras. Ese fue el argumento de Pékerman —el seleccionador colombiano— al que la jugada le salió redonda forzando el tiempo extra. Sin recursos en ataque y lejos de encontrar la velocidad de Quintero, el plan de los sudamericanos fue aguantar a su oponente. Y lo lograron pese a que Inglaterra marcase a los 55 minutos con un penalti de la “Roca” Sánchez sobre Kane. El ariete del Tottenham no falló y elevó a seis su cuenta personal en esta Copa del Mundo. El jugador de los ‘spurs’, que apenas ha necesitado tres partidos para alcanzar la media docena de goles, sigue comandando la lista de máximos goleadores del campeonato y está dejando claro que atraviesa el mejor año de su corta carrera deportiva.

Delle Alli buscó el segundo en un remate de cabeza y Sterling no quiso quedarse atrás, pero el 0-2 no llegó y Colombia aprovechó la única bala que tenía en la recámara. Un córner desde el costado derecho a los 93 minutos dio la gloria a Yerry Mina, pero la suerte fue esquiva a los colombianos en la decisiva tanda de penaltis después de una prórroga sin sobresaltos. Pese a situarse por delante por el fallo de Henderson, con una gran parada de Ospina, Inglaterra se levantó y se llevó el pase. Ahora se medirá a Suecia por un sitio en semifinales. Seguramente la mejor oportunidad de los ingleses de acercarse a las instancias finales de un torneo que solo conquistaron una vez, en 1966, cuando fueron anfitriones y derrotaron a Alemania por cuatro a dos en Wembley.