URGENTE

El Gobierno solo permite cien coches en la marcha del tren

La caravana, impulsada por el alcalde, protesta contra el aislamiento ferroviario
  • CIRCULACIÓN. Un tren se aproxima a la capital por las vías que discurren en paralelo a la antigua carretera nacional.
    CIRCULACIÓN. Un tren se aproxima a la capital por las vías que discurren en paralelo a la antigua carretera nacional.

La caravana por el tren de Jaén se queda en una “minimarcha”. Las restrictivas condiciones impuestas por la Subdelegación de Gobierno provocan que solo puedan participar cien vehículos en la protesta, impulsada por el alcalde Julio Millán, con el apoyo de todos los grupos políticos con representación en la Corporación municipal. La comitiva tiene previsto partir el próximo domingo a las diez de la mañana, desde la Estación de Renfe, llegar hasta Santa Elena y regresar a la capital. “Nos han concedido una autorización ajustada porque coincide con una de las fases de la operación de tráfico, en la que habrá una importante intensidad de vehículos”, explicó Julio Millán, quien ayer explicó más detalles de su iniciativa, una vez que la Subdelegación del Gobierno ha autorizado los permisos pertinentes. Los cien vehículos tendrán que circular en caravana, por el carril derecho de la autovía para permitir los adelantamientos y a una velocidad “normal de 90 kilómetros a la hora”. La comitiva formará una hilera de unos cinco o seis kilómetros y la marcha durará unas dos horas. El Ayuntamiento ha habilitado un correo electrónico (marchadeltren@ayto.es) y un número de teléfono (953 219175) para que los colectivos y asociaciones que quieran participar en la protesta lo comuniquen y se inscriban antes de mañana a la una de la tarde.

“Esta protesta tendrá mucho de simbólica”, justificó el alcalde. “El objetivo es acabar con aislamiento ferroviario que sufre la provincia. Queremos dejar de ser una estación de fondo de saco, de fin de trayecto”, añadió. Julio Millán asegura que Jaén necesita que se abra un corredor hacia Andalucía oriental, es decir, una conexión con Granada y Almería. Sin embargo, este no es el único punto subrayado en la libreta del máximo responsable municipal de la capital. El alcalde recuerda el informe del Consejo Económico y Social sobre esta materia, presentado hace ahora un año y medio, que contemplaba intervenciones a corto plazo (mejorar la actual conexión con Madrid); a medio plazo (ejecutar y completar las obras en marcha de la nueva línea de velocidad alta con la capital) y a largo plazo (dejar de ser una estación de fin de trayecto).

Apoyo de todos los grupos

Julio Millán quiso dejar claro que todos los grupos políticos con representación en la Corporación municipal le han “trasladado” su apoyo a la marcha del próximo domingo. De hecho, la intención del alcalde es consensuar con su socio de Gobierno y con los partidos de la oposición un manifiesto y un lema para esta marcha reivindicativa impulsada por el Ayuntamiento y abierto a todos los colectivos y plataformas.

A vueltas con la ubicación de la estación intermodal

El vendaval desatado en las últimas semanas por el aislamiento ferroviario de Jaén ha abierto el debate de la futura estación intermodal, uno de esos proyectos de los que se lleva hablando años o, incluso, décadas sin ningún avance significativo. El 12 de marzo de 2011, el entonces ministro de Fomento, el socialista José Blanco, visitó la capital jiennense para presentar “la solución ferroviaria para la integración de la alta velocidad en Jaén”. El proyecto incluía soterrar 750 metros de las vías del tren y construir una estación intermodal en la actual Renfe, que integraría también la estación de autobuses. El presupuesto ascendía a casi 70 millones de euros. Posteriormente, ya con el PP en el poder, tanto en el Ayuntamiento como en el Gobierno central, entró en escena la posibilidad de que esa infraestructura se levantara en Vaciacostales. En enero de 2018, Javier Márquez aseguró que había “luz verde” de Fomento para el proyecto.

Con esas dos posibles ubicaciones sobre la mesa, Julio Millán mostró una postura de cautela: “Lo importante es que lleguen trenes”, dijo. Al respecto, el alcalde se mostró partidario de esperar al estudio informativo sobre la apertura de un corredor ferroviario que conecte la ciudad con Andalucía oriental: “A partir de ahí, veremos cuál es la mejor opción y tomaremos una decisión. Ahora lo que hay que solucionar es la escasez de ferrocarriles que llegan a la provincia”, añadió. Millán eludió hacer autocrítica con la labor de los diferentes gobiernos: “Es el momento de mirar al futuro y aunar voluntades”.