El endeudamiento de los ayuntamientos jiennenses supera los 645 millones

La tercera provincia que más debe, tras Cádiz y Málaga

08 jul 2019 / 12:18 H.

En la lista de deudores y en el top tres. Los ayuntamientos de Jaén sitúan al mar de olivos como la tercera provincia de Andalucía con mayor deuda. Según los datos facilitados por el Ministerio de Hacienda correspondientes al 31 de diciembre 2018, la suma de todos los municipios de la provincia dejan una deuda viva de 645.014 millones. Por este término hay que entender todo aquel dinero que los ayuntamientos deben a entidades financieras por créditos, valores de renta fija, arrendamientos, préstamos o créditos a terceros, entre otros.

Una situación nada favorable con respecto a otras zonas de la región que presentan una mejor evolución. El listado queda de la siguiente forma en Andalucía. Cádiz es la provincia con mayor endeudamiento, con 2.010,9 millones. Detrás está Málaga, con 733,6, seguida por la jiennense. En tercera posición está Sevilla, con 587 millones. Por su parte, las zonas con menor endeudamiento son Huelva, (476,1 millones), Granada (441,81), Almería (408,2) y, en última posición se encuentra Córdoba, (259,1 millones.)

Por su parte y como elemento positivo, hay que destacar que los ayuntamientos de la provincia han reducido su deuda en el último año, pues a los 645 millones que establece de endeudamiento el Ministerio de Hacienda en 2018, habría que sumar otros tantos en 2017, cuando la cifra se colocó en 649,107. Asimismo, se trata de una mejora progresiva desde hace tres años, pues en 2016 llegó hasta los 673,320 millones, algo más que en el año anterior, 2015, cuando fue de 668. El Ministerio da un paso más y también ofrece los mismos datos en referencia a las Diputaciones Provinciales. Aquí Jaén se coloca, de nuevo, en tercera posición con un endeudamiento de 82.811, muy cerca de Huelva, con 83.041 millones y bastante alejada de Cádiz, que ocupa el primer puesto con una cifra astronómica, 113 millones. Estos son los datos, por delante, un año para hacer de la deuda, un agujero algo más pequeño.