Actualizado
martes, 23 julio 2019
11:48
h
URGENTE

El arreglo de la Ciudad de los Niños no convence

Vecinos reducen la intervención, en la que se han invertido 95.000 euros, a “un lavado de cara profundo”
  • quejas. En los trabajos, se ha suprimido uno de los puentes entre casetas.
    quejas. En los trabajos, se ha suprimido uno de los puentes entre casetas.

Eliminación de algunos elementos de juego, falta de vigilancia y de aseos, escasez de papeleras, nula intervención en los pasos centrales de albero, que “están llenos de agujeros y por los que no se puede andar en condiciones”. Estas son algunas de las cuentas que tiene el rosario de quejas que ha generado la intervención realizada, recientemente, por el Ayuntamiento en la Ciudad de los Niños para adecuar sus instalaciones a las normativas de seguridad que impone Europa para estos espacios.

Hace poco más de una semana que concluyeron las tareas. De los 140.000 euros que se han destinado al arreglo de 37 espacios infantiles de la capital, la adecuación de la Ciudad de los Niños ha absorbido el 68% de esos fondos. “95.000 euros”, según las cifras apuntadas por el equipo de Gobierno local. Pero, después de tres meses clausurado por obras, la sensación que se extiende entre vecinos y usuarios —según la presidenta de la asociación “Europa”, Chari Martínez— es que ha sido “un lavado de cara más profundo y ya está”. “Voy con mi hija y con mis nietas y lo que me dicen los usuarios es que no están contentos con el arreglo”, se queja Martínez, que añade, con indignación: “No veo que eso esté terminado en condiciones. ¡Vamos a mirar de una vez por los niños de Jaén!”.

La dirigente vecinal reconoce que esperaban “otro tipo de arreglo” que implicara mejoras, como la instalación de aseos, por ejemplo. “Van niños pequeños”, recuerda. Se queja de la retirada de la rampa de acceso al popular barco pirata. “Nos dicen que no cumplía las normativas, porque, con los mástiles, tiene más de 3 metros de altura, pero, si lo han hecho para que no se utilice, que pongan un cartel. El domingo pasado había padres metiendo a los niños”, denuncia, advirtiendo de los riesgos.

Lamenta la retirada de algunos animales y la eliminación de uno de los puentes de madera que unía dos cabañas, dejando la atracción “dividida”. “Los chiquillos ya no pueden ir de una a otra”, reprueba Martínez, que ha expuesto sus quejas hasta en dos ocasiones a la Concejalía de Mantenimiento Urbano, y asegura: “No me han contestado bien”. En este sentido, reconoce que parte del problema se debe a la ausencia de información por parte del Ayuntamiento.

Ante el malestar de la asociación, la federación Objetivos Comunes (OCO) ha convocado a todos los colectivos que están bajo su paraguas a una visita a la Ciudad de los Niños. El fin es “hacer visibles todas aquellas quejas que no se han querido tener en cuenta durante la ejecución de los trabajos”, se lee en la convocatoria. Este periódico intentó sin éxito conocer la versión del Ayuntamiento.