URGENTE

Dos detenidos por golpear a un hombre con un bate de béisbol

La víctima fue localizada por la Policía Local deambulando por las calles de la capital y con la cabeza ensangrentada

La Policía Nacional ha resuelto el “enigma” del hombre que fue localizado hace tres semanas deambulando por las calles de la capital, con la cabeza llena de sangre y con un bate de béisbol en la mano. En concreto, los agentes de la Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta (UDEV) han detenido a dos conocidos delincuentes como presuntos autores de un delito de lesiones graves. Supuestamente, Manuel E. M., del clan de los “Pikikis”, y el marroquí Hamsa E. golpearon a la víctima con el bate de béisbol, al parecer, por un deuda. Sufrió diversas lesiones, entre ellas una fractura de muñeca por la que tuvo que ser operado. Se investiga si los arrestados también realizaron varios disparos al aire con carácter intimidatorio.

Los hechos ocurrieron en la noche del pasado 23 de septiembre. En concreto, a las diez menos diez, varios vecinos del barrio de La Magdalena alertaron a la Comisaría de que habían escuchado tres detonaciones y varios gritos de socorro. Cuando el “zeta” acudió al lugar, se lo encontraron vacío. Apenas media hora después, una patrulla de la Policía Local, que realizaba una ronda por la avenida Ejército Español, localizó a un hombre que deambulaba por la calle “agitado y desorientado”. Llevaba la cabeza abierta con una gran herida y la cara y la ropa completamente ensangrentada. Además, en la mano, llevaba un bate. En un primer momento, la víctima fue trasladada al hospital, donde los médicos detectaron que también sufría una fractura de muñeca. Tuvo que ser operado. Todavía en el centro hospitalario, los investigadores de la Comisaría lo interrogaron para tratar de aclarar luz a este extraño suceso. El hombre, de nacionalidad colombiana y de 29 años, se mostró muy reacio a colaborar. En principio, negó haber sufrido una agresión. Posteriormente, dijo que tenía mucho miedo a lo que pudieran hacerle a él o a su familia.

De forma paralela, la Policía realizó pruebas de ADN al bate de béisbol. Los resultados permitieron identificar a los dos detenidos. Los investigadores de la UDEV sostienen que Manuel E. M. y Hamsa E. agredieron al hombre colombiano con el bate. La víctima trató de huir. Los agresores le lanzaron el arma, que le alcanzó en la cabeza. Eso le hizo caer al suelo y romperse la muñeca. La Policía piensa que las detonaciones que oyeron los vecinos están relacionadas con estos hechos, aunque no se ha podido constatar que fueran causadas por disparos de arma de fuego. Los dos arrestados quedaron en libertad con cargos.