Actualizado
sábado, 17 agosto 2019
12:28
h
URGENTE

Dos acusados por transportar hachís oculto en la rueda de repuesto

La Fiscalía reclama tres años de prisión para los implicados
|
06/07/2019
  • EN VILLACARILLO. Paquetes de hachís intervenido por el Instituto Armado.
    EN VILLACARILLO. Paquetes de hachís intervenido por el Instituto Armado.

El Juzgado de lo Penal número 1 de Jaén acogerá, la próxima semana, el juicio contra dos personas como presuntos autoras de un delito contra la salud pública. Guillermo M. L. y María M. P., de 54 y 25 años y vecinos de Cotillas (Albacete) y (Siles) fueron interceptados por la Guardia Civil en las inmediaciones de Villacarrillo cuando transportaban dos kilos de hachís. Llevaban la droga oculta en el hueco de la rueda de repuesto del vehículo de alta gama en el que viajaban.

Los hechos ocurrieron el 3 de septiembre de 2018, en la Nacional 322. El Instituto Armado estableció un control rutinario en el kilómetro 176, cerca de Villacarrillo. Los agentes le dieron el alto al Mercedes en el que iban los dos procesados. Ambos mostraron una reacción “nerviosa e incoherente”, según explica la Fiscalía en su escrito de acusación provisional. Eso hizo que la patrulla realizara un registro del automóvil. La Guardia Civil encontró cuatro paquetes perfectamente sellados en el habitáculo de la rueda de repuesto. Cuando fueron abiertos, se halló hachís. En concreto, cuatro kilos, valorados en más de 12.500 euros. Ambos fueron detenidos e ingresados en prisión preventiva. La Comandancia dio por desarticulado un punto de abastecimiento de estupefacientes en la comarca de Villacarrillo y en Beas.

La próxima semana, los dos acusados tienen una cita con el banquillo del Penal número 3, ya que el Ministerio Público consideran que la droga estaba destinada a la venta. La Fiscalía pide para cada uno de ellos una condena de tres años de prisión y el pago de una multa de 25.342 euros (el doble del valor de la mercancía intervenida). En principio, la defensa de los dos procesados niega los cargos. Al juicio están citados como testigos los cuatro guardias civiles que participaron en el control.