Denuncia al Ayuntamiento y a la Junta por la cantera de La Imora

Ecologistas en Acción está alarmado por los importantes daños al entorno natural

20 abr 2018 / 11:11 H.

Las explotaciones mineras a cielo abierto no pasan desapercibidas en la ciudad. Se trata de una actividad que, al menos entre importantes sectores de la población, levanta ampollas. La cantera de la Fuente de la Peña generó una reacción ciudadana sin precedentes y hay en marcha dos procedimientos en los tribunales, uno por la vía de lo contencioso y administrativo y la otra por lo penal. Sin que este pleito esté, ni mucho menos, claro, hay otro que ya se barrunta, esta vez, con la explotación para la extracción de roca de una parcela en La Imora. El Ayuntamiento decretó, a finales de 2017, el fin de la prórroga de las explotaciones de La Imora y la controvertida La Quebrada, la de Fuente de la Peña, en el camino de Los Villares. Esta maniobra municipal fue recurrida, en los dos casos, por las sociedades que se benefician del negocio y, en el caso de la que hay en la carretera de Córdoba, parece que, además, la actividad está de nuevo en marcha, tal y como denuncia Ecologistas en Acción, en un comunicado en el que se muestran muy preocupados con los efectos para el entorno natural de la capital.

La organización recuerda que, a finales de febrero pasado, la Administración local culminaba el proceso para la cesión de los terrenos que ocupa la mina e, incluso, llegó a precintar el acceso a los terrenos de dominio público que, sostienen, están catalogados como Monte Público Protegido. “Se puso así fin a una situación bastante anómala que duraba ya 39 años”, reflexiona Javier Ramírez. No obstante, como advierten, la compañía logró acceder a la parcela, sostiene Ecologistas en Acción, “bordeando los precintos”.

La organización advierte de que, a consecuencia de este trasiego, son evidentes los destrozos en una cañada real que, como se aclara, “ha desaparecido por completo”. Además, como relatan, está afectado un Bien de Interés Cultural y existe, dicen, “un gigantesco vertedero de escombros, posiblemente ilegal”. “Consideramos que se están generando daños al patrimonio natural, al interés general y al patrimonio público que es imposible de recuperar, aunque se restauren la zonas, por eso pedimos tanto a Junta de Andalucía como al Ayuntamiento de Jaén el cierre inmediato y definitivo de la explotación de la cantera, la recuperación del espacio dañado y que se depuren responsabilidades y se sancione a los culpables de acuerdo la legislación vigente”.

El Ayuntamiento de Jaén presentó alegaciones a la resolución del Juzgado Contencioso-Administrativo número 3 de Jaén, en la que se adoptó la medida cautelarísima de suspender la ejecución del decreto municipal, de fecha 11 de diciembre de 2017, en el que la Administración local denunciaba la prórroga de la explotación de las canteras La Quebrada y La Imora para así poner fin al aprovechamiento de estos montes de titularidad municipal. La concejal de Servicios Técnicos Municipales e Imefe de Jaén, Rosa Cárdenas, explicó, en su momento, que las alegaciones presentadas argumentan, entre otros aspectos, que las fincas ocupadas son de naturaleza de dominio público e incluso, en sus palabras, “los propios demandantes reconocen que no existe una relación jurídica con el Ayuntamiento para el aprovechamiento que allí realizan puesto que se trata de terrenos de titularidad municipal”. Según informó la edil en una nota, “los perjuicios que la continuidad de la explotación vienen ocasionando en las canteras son conocidos por los vecinos de Jaén que observan como, día a día, se destruye patrimonio natural de sus paisajes más emblemáticos”. Así, el informe elaborado por un ingeniero de montes, y que se presentó ante el juzgado, destaca que los perjuicios que la explotación de las canteras producen, se reiteran desde 1978 y así se fundamenta en el acuerdo plenario que acuerda denunciar la prórroga de explotación de las canteras e impedir la extracción de piedra en estos montes de propiedad municipal.