Corte de agua para los 2.300 vecinos de Arroyo del Ojanco

La interrupción se prolonga doce horas diarias desde el viernes

16 oct 2017 / 10:49 H.

Los alrededor de 2.300 vecinos de Arroyo del Ojanco se ven afectados, desde el viernes, por restricciones en el suministro doméstico de agua. Se trata de una consecuencia de la sequía que arrastra buena parte de España, incluida la provincia, con precipitaciones muy escasas desde que comenzó el año. El primer día el corte de agua se produjo el 9 de octubre y permitió comprobar que el caudal conservado duraba más de tres días. El viernes duró entre las cuatro de la tarde y las ocho de la mañana. Sin embargo, desde el sábado, la interrupción se prolonga doce horas, concretamente entre las ocho de la tarde y las ocho de la mañana.

El Ayuntamiento, a través de sucesivas notas, informó a la población sobre el asunto. En el último comunicado indica que el motivo de la medida es asegurar el servicio. Las limitaciones se mantendrán mientras dure la escasez de precipitaciones. Las autoridades instan a hacer un uso correcto del preciado bien con el fin de aliviar la carestía.

La alcaldesa, Marisa Gómez, detalla que la situación deriva de la bajada en el nivel del depósito, situado en el paraje de los Baños Árabes. Habitualmente, se almacenaba agua procedente de los manantiales y del pantano del Guadalmena. Sin embargo, los nacimientos están exhaustos, de manera que se ha pasado de una aportación de unos treinta litros por segundo a otra de solo uno. Pese a la llegada permanente de líquido desde el embalse, la entrada no es suficiente para compensar el desfonde de las fuentes que surtían el depósito de Arroyo del Ojanco.

Gómez señala que con la bajada del agua almacenada la presión disminuyó, de manera que las zonas bajas disfrutaban del servicio con absoluta normalidad, mientras que en las altas de los grifos fluía poca agua y, en ocasiones, ninguna. Con el sistema actual, se “nivelará” la situación de manera que durante las horas que se mantenga el suministro, este será igual en todo el casco urbano. Aparte de acabar con la “discriminación” que se vivía, el Ayuntamiento anuncia que supervisará la evolución del depósito. De hecho, se ha constatado que con los cortes temporales, se recuperará el nivel de acopio. De este modo, con el tiempo se regulará y, de acuerdo con las previsiones, lo más probable es que el número final de horas de corte quede entre seis y ocho diarias. “Los vecinos están concienciados y consumen menos que antes. Es un problema de la sequía, no de la ciudadanía”, resume la alcaldesa. Los núcleos rurales arroyenses también se ven afectados por la escasez de agua.

El concejal de Obras y Medio Ambiente, Francisco Reverte, remarca que la cuestión de fondo es un déficit en la disponibilidad del líquido, con el consumo muy superior al volumen recibido. En este sentido, de acuerdo con sus datos, el gasto global, cada día, se cifra entre 950.000 y un millón de litros, mientras que la recarga se cifra entre 800.000 y 850.000. En la actualidad, la administración local de Arroyo del Ojanco, encargada del servicio, mantiene conversaciones con empresas especializadas y con la Diputación Provincial de Jaén. Por un lado, pretende optimizar la situación de la red de abastecimiento mediante la detección de fugas de agua que repercute en ahorro. En otro orden de cosas, se examinará la capacidad de las tuberías y la opción de aumentar el bombeo desde el Guadalmena. Reverte destaca que, en épocas de abundancia, solo con los manantiales se llenaba el depósito, que llegaba a rebosar ante la capacidad de aporte de estas fuentes.