Contenedores “desbordados” en el polígono de los Olivares

Empresarios se quejan de la “falta” de limpieza y mantenimiento

08 abr 2018 / 20:08 H.

Así puede estar varios días, hasta semanas, es algo continuo”, lamenta Agustín Jurado, gerente de Padel Premium, sobre los contenedores que hay en el polígono industrial de los Olivares. Tanto él como otros negocios de la zona denuncian la situación que sufren por la “falta de mantenimiento”. “Pagamos impuestos como los demás, pero aquí no viene nadie a solucionarlo, es más, las calles están muy mal y afecta a la empresa, pues es un paso continuo de gente que ve cómo la basura se acumula”, protesta Jurado, y hace hincapié en las “barbaridades” que han visto. “No solo cartón o basura normal, también sofás o frigoríficos, todo lo que no se tira en el punto limpio se echa aquí”, explica. Por su parte, Miguel Rueda, de la Escuela de Cocina Grupo Mya, también tiene un contenedor frente a las puertas de su negocio. Abrieron en diciembre del año pasado y sugieren que se cambie el diseño de los basureros, para que el olor no afecte a los clientes y viandantes.

Sergio Couñago, de Diesel Couñago, subraya que sufren “un mal endémico”. “Que predomine eso en un polígono industrial en vez de un movimiento comercial...”, dice, y añade: “Es una vergüenza, si hubiese un punto limpio y un buen servicio de recogida de basura, eso no ocurriría”.

Desde la Asociación de Empresarios del Polígono de los Olivares (AEPO) declaran que esta situación se ha denunciado en “numerosas ocasiones”. Así lo destaca su secretario, Sergio Berrios, y afirma que, recientemente ,mantuvieron una reunión con FCC y la Concejalía de Mantenimiento Urbano para tratar el asunto de la limpieza con un nuevo pliego de basuras. “Se supone que se va a mejorar bastante antes de verano”, apunta Berrios, pero se muestra suspicaz sobre su efectividad inmediata. “En teoría, con el nuevo contrato se limpiará diariamente, pero hasta entonces seguimos con la misma situación y, por ahora, no se ha hecho nada”, manifiesta, y confiesa que se sienten “dejados de la mano de Dios”. “No hay más que darse una vuelta para ver cómo se encuentran las calles, que es una lástima”, dice. Según el nuevo pliego, se cambiarán los contenedores para evitar la acumulación de desechos como lavadoras u otros electrodomésticos, y un equipo especial acompañará durante la recogida, para mayor efectividad.