Actualizado
martes, 16 julio 2019
12:33
h
URGENTE
  • en 2015. Droga intervenida por la Policía a los condenados.
    en 2015. Droga intervenida por la Policía a los condenados.

La Audiencia Provincial de Jaén ha condenado a un año y medio de cárcel a dos jóvenes de Andújar que fueron detenidos por la Policía durante la Feria de San Lucas de 2015 mientras vendían al menudeo todo tipo de sustancias estupefacientes. Fueron sorprendidos “in fraganti” en el interior de un aparcamiento público, donde ya habían empezado a hacer negocios. En concreto, Antonio H. N., de 27 años, y Francisco M. R., de 23, admitieron su responsabilidad y fueron declarados autores de un delito contra la salud pública.

Los hechos ocurrieron en la madrugada del 16 de octubre de 2015. Al parecer, los jóvenes se desplazaron esa noche desde Andújar hasta la capital jiennense con la intención de “gramear”, tal y como se conoce en el argot el hecho de vender pequeñas cantidades de droga directamente al consumidor. Dejaron su coche en el aparcamiento de La Salobreja y abrieron el negocio. Llevaban muy poco tiempo cuando fueron detectados por un policía de paisano. La actitud de los “camellos” había despertado las sospechas de este agente. Uno de ellos, que estaba sentado en el asiento del copiloto, estaba manipulando una bolsa de color blanco. El agente se acercó y enseñó su placa reglamentaria para identificarse.

Pronto comprobó que los ocupantes del coche iban “cargados”: llevaban nueve barritas de hachís (unos 20 gramos), cinco gramos de anfetaminas y ocho gramos de éxtasis. La droga estaba oculta en ese envoltorio de plástico y debajo de las esterillas. En un principio, estuvieron reticentes a entregarla, aunque finalmente lo hicieron. También tenían dinero en efectivo —35 euros— y dos teléfonos móviles, que les fueron incautados. La Fiscalía había solicitado para Antonio H. N. y Francisco M. R. una condena de dos años y dos meses de cárcel, más el pago de una multa de 600 euros. No obstante, la defensa de los dos encausados y el Ministerio Público alcanzaron un acuerdo de conformidad para rebajar el castigo para los dos jóvenes iliturgitanos: finalmente, se quedó en un año y medio de prisión. Ninguno entrará en prisión, ya que carecen de antecedentes previos y el tribunal ha accedido a suspender la ejecución de la condena a condición de que no vuelvan a delinquir durante los dos próximos años. También tendrán que hacer frente a la sanción económica impuesta por el tribunal. La sentencia ya es firme.