“Celebraré el gol si marco”

Mario Martos regresa a su “casa”, pero confía en el triunfo del Linares

01 sep 2016 / 12:30 H.

La mayoría de las miradas estarán puestas en un futbolista que salió de la factoría del Real Jaén y que vivió su momento culminante el 30 de junio de 2013 cuando el equipo que dirigía Manolo Herrero logró el ascenso a Segunda División A. Mario Martos Serrano fue uno de los artífices de la gesta contra el ya desaparecido Huracán de Valencia. Su figura creció durante la temporada, pero no gozó de oportunidades y vivió dos cesiones al Almería B —coincidió con Miguel Rivera en el banquillo del filial— y una experiencia en el Olympiacos de Nicosia, un club de la Segunda División de Chipre. Marcó siete tantos, pero su conjunto se quedó a dos puntos del ascenso.

Mario Martos no dudó en aceptar la oferta que le presentó el Linares Deportivo. Alberto Lasarte, el director deportivo, ya le había planteado una oferta la pasada temporada. “Es cierto, pero mi representante me convenció para esperar a última hora y llegó la propuesta del fútbol chipriota”, comenta.

Martos vive con intensidad los días previos al clásico con el Real Jaén, equipo al que ya le marcó un gol cuando visitó La Victoria con los colores del Almería. En aquella situación se disculpó, pero ahora es distinto. ¿Celebrará un tanto si marca el domingo? No se piensa la respuesta. “Claro que sí. Sería una falta de respeto al club y a la afición si no lo celebrara”, anuncia el centrocampista. De todas formas, Mario Martos tiene una prioridad y es conseguir el triunfo o en su defecto un resultado positivo. “Tenemos que acabar con la dinámica negativa después de las derrotas sufridas contra el Cartagena y el Marbella, dos conjuntos que esta temporada parten como aspirantes a disputar las eliminatorias a la categoría superior”, comenta.

Los amigos de la capital le desean una trayectoria positiva en el eterno rival, “pero a partir de la cuarta jornada de Liga”. Mario Martos se siente cómodo y agradecido por el trato que recibe en el Linares. “Los aficionados me han recibido con los brazos abiertos. Ahora solo falta que los resultados nos acompañen”, dice.

RIVALIDAD. El capitán del conjunto jiennense, Santi Villa, natural de Linares, afronta el que será su segundo partido en La Victoria contra el equipo de su municipio. El centrocampista admite que son encuentros “especiales” por el ambiente que se vive en los días previos y en las gradas. “Nosotros solo tenemos el objetivo de ofrecerle una satisfacción a nuestros seguidores y refrendar el buen comienzo de Liga”, asegura Santi Villa. El jugador blanco entiende que el Real Jaén tiene que aprovecharse de las dudas de los azulillos después de no sumar punto alguno en las dos jornadas ligueras.