Casado ve “indignante” que Sánchez pida la abstención

El líder del PP presiona al PSOE por su entendimiento con Bildu en Navarra

27 jul 2019 / 11:14 H.

El líder del Partido Popular, Pablo Casado, recalcó ayer que es “indignante” que el jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, insista en pedir la abstención del PP en una nueva investidura cuando llega a un pacto para gobernar Navarra con “radicales, nacionalistas y el apoyo de los herederos de Batasuna”.

Así se pronunció Casado después de que PSN, Geroa Bai y Podemos hayan cerrado un acuerdo para conformar un Gobierno de coalición en la comunidad navarra que presidiría la candidata socialista, María Chivite, cuya candidatura necesitará de la abstención de EH Bildu. El Ejecutivo también contaría con el apoyo parlamentario de Izquierda-Ezkerra, que ha declinado formar parte del Gobierno de coalición.

Casado solicitó reiteradamente a Sánchez en las cuatro reuniones previas que mantuvieron desde abril para hablar de la investidura que permitiera la gobernabilidad en la comunidad foral de Navarra Suma e impidiese un Ejecutivo de Chivite con el respaldo de EH Bildu. De hecho, llegó a plantear que los dos diputados de Unión del Pueblo Navarro (UPN) en el Congreso pudieran facilitar el Gobierno de Sánchez si dejaba gobernar a los constitucionalistas en Navarra.

TENSIONES. El presidente de los ‘populares’ cargó duramente contra el Gobierno de Sánchez por seguir pidiendo al PP una abstención para facilitar en septiembre una investidura del candidato socialista cuando el Partido Socialista anunció ayer “un pacto para gobernar Navarra con radicales, nacionalistas y el apoyo de los herederos de Batasuna”.

Casado recalcó que, tras el “fracaso” de Pedro Sánchez en la investidura, los socialistas “siguen dejando claro quiénes son sus socios”. “Es indignante que pretenda que facilitemos el gobierno a quienes pactan con Bildu”, subrayó en un mensaje en su cuenta oficial de la red social Twitter.

El PP de Casado cerró ayer la puerta por completo a la abstención para facilitar la investidura de Sánchez y descartó que pueda haber un cambio de opinión en septiembre, según señalaron a Europa Press fuentes de la dirección nacional del partido.

El propio Casado rechazó ayer en Murcia abstenerse y advirtió al jefe del Ejecutivo en funciones que “no debe hacer responsables al resto de partidos” de una situación que creó el candidato socialista, que tendrá que decidir “si quiere volver a presentarse”.

Sin embargo, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, mostró un tono más conciliador al asegurar que, si el Partido Socialista “hace alguna propuesta sincera y de verdad” de cara a la investidura de Sánchez, el PP “la estudiará”.

Eso sí, Feijóo advirtió que “la primera propuesta sincera es decir que él no va a gobernar con Podemos y los independentistas”. Además, señaló que “la segunda propuesta” de los socialistas debería pasar por “decir en qué consiste”: “Por escrito, con un programa de mínimos y una firma en caso de llegar a un acuerdo”, apostilló en rueda de prensa.