Actualizado
lunes, 22 julio 2019
20:05
h
URGENTE

Bancos a la sombra y un 20% menos de terrazas

La plaza tendrá el centro libre, con la nueva redistribución de los veladores en la que trabaja el Ayuntamiento
  • PROVISIONAL. Sillas de un bar apiladas y, al fondo, el cartel que impide el paso a parte de Deán Mazas.
    PROVISIONAL. Sillas de un bar apiladas y, al fondo, el cartel que impide el paso a parte de Deán Mazas.

Los bancos, distribuidos en forma de “serpiente”, es decir, en hilera curva, estarán a la sombra de los árboles de Deán Mazas y el centro de la plaza quedará libre, con la idea de evitar “embudos”. Es el avance de cómo quedará este céntrico espacio, en obras desde julio, que hace el vicepresidente de la Sociedad Municipal de Vivienda (Somuvisa), Iván Martínez, el concejal no adscrito al que el Gobierno local le encomendó estar encima de este proyecto, convertido en uno de los más controvertidos de todo el mandato municipal. Para que exista una zona destinada a juegos de niños o el descanso de los mayores, por ejemplo, las terrazas de los cuatro locales abiertos en la plaza serán más pequeñas, en concreto, el suelo que ocuparán se reducirá un 20% con respeto a antes de la remodelación. De un centenar de mesas, se pasará a unas ochenta. No más de 50 metros cuadrados por local, quedarán delimitados en el suelo, tal y como apostilla el representante de la Administración local.

¿Cómo se delimitarán los espacios destinados al paso de vehículos de emergencia, para la residencia de ancianos, y de clientes del hotel? Con chinchetas de cobre, con la idea de “dibujar” en el suelo de granito las zonas que tienen que quedar expeditas para la circulación. Otra de las preocupaciones ciudadanas sobre los cambios en la plaza es si se mejorará su iluminación. Se hará, tal y como aclara Martínez, ya se estudia el modo, al igual que desbloquear cuestiones como dar luz al pasillo del Palacio de los Vilches, para lo que se contacta con los titulares de este monumento. Justo antes de entregar la obra, se aplicará un tratamiento de embellecimiento del granito, que actualmente está en bruto, con la idea de que se potencie el contraste entre el gris y las franjas negras que hay contempladas en el proyecto.

Los trabajos van con dos meses de retraso, pero, tal y como apunta el número dos de Somuvisa, se acabarán, de forma definitiva, antes de que concluya noviembre. Actualmente, se trabaja en la calle Pescadería y frente a Hacienda y el paso de peatones estará cortado mientras sea preciso.